Compartir
Publicidad
Estos son los seis coches a los que el nuevo BMW Serie 3 se lo va a poner difícil
Berlinas

Estos son los seis coches a los que el nuevo BMW Serie 3 se lo va a poner difícil

Publicidad
Publicidad

El Serie 3 es para BMW su modelo más importante. Heredero del BMW 1500 “Neue Klasse” de 1961 y de la larga saga de Serie 3 que vinieron después de esa primera berlina media, el Serie 3 es EL BMW por excelencia. En 2015 BMW ya había fabricado más de 10 millones de unidades del Serie 3 desde su lanzamiento en 1975.

Con esta nueva generación, toda la serie de novedades tecnológicas (control por voz, asistente de conducción en atascos o bien un sistema que permite hacer hasta los últimos 50 metros marcha atrás, copiando el movimiento contrario realizado inmediatamente antes) está ahí para apelar al público insensible al placer de conducción. Y todo ello sin perjuicio del placer de conducción. En frente, ¿qué ofrecen sus rivales para conrarrestar el recién llegado?

El nuevo BMW Serie 3, que debuta estos días en el Salón de París, llega en un momento en el que el mercado de las berlinas no pasa precisamente por su mejor momento. Actualmente, en Europa, las berlinas medias representan menos de 540.000 unidades al año y se prevé que sean ya menos de 400.000 ejemplares al año en 2021. Aun así, las marcas premium no quieren renunciar a los coches que forjaron su historia y que todavía representan una buena parte de sus ventas.

El nuevo BMW Serie 3 llega con la intención de atraer a un público más amplio que en las anteriores generaciones. BMW, y sobre todo con el Serie 3, siempre puso el acento sobre el placer de conducción y un comportamiento dinámico que siempre ha sido la referencia del segmento. Frente a él, estos seis coches no se lo van a poner fácil.

Alfa Romeo Giulia (desde 33.561 euros)

Alfa Romeo Giulia

El Alfa Romeo Giulia (4,64 m de largo) es la berlina que ha devuelto sus letras de nobleza a la marca italiana. El diseño espectacular, aunque no gustará a todos, una amplia habitabilidad, versiones halo, como el Giulia QV y su V6 sobrealimentado de origen Ferrari (ups, no hay que decirlo, es verdad) y sobre todo un comportamiento dinámico sobresaliente.

En su contra tiene una calidad percibida que no está todavía a la altura de las marcas alemanes (aunque es superior a lo que propone un generalista semipremium como Volkswagen, por ejemplo) y la ausencia de contenido tecnológico de asistencia a la conducción en atascos y otros gadgets, como el acceso al coche vía el móvil o el control por voz extendido. El Giulia dispone de las ayudas a la conducción más básicas y necesarias para obtener una buena nota en los test EuroNCAP.

Audi A4 (desde 33.700 euros)

Audi A4

En el trío alemán de las berlinas premium, el Audi A4 (4,72 m de largo) es el que mejor representa la filosofía del confort premium. Sin desmerecer al nivel dinámico, aunque no llegue al nivel del BMW Serie 3 o del Alfa Romeo Giulia, la puesta a punto del Audi A4 prima el confort sobre el dinamismo.

A bordo, Audi se ha convertido en la referencia absoluta en términos de calidad percibida, es otro punto a su favor. Y el contenido tecnológico de asistencias a la conducción es prácticamente el mismo que podrás encontrar en Mercedes o BMW.

Jaguar XE (desde 40.250 euros)

Jaguar Xe Portfolio

Para el desarrollo del Jaguar XE, el fabricante inglés tomó como referencia el BMW Serie 3. El resultado es una berlina de 4,67 metros con un excelente chasis que proporciona un dinamismo digno de BMW, pero que se ve perjudicado por una habitabilidad en las plazas traseras inferior al resto de sus rivales y una cierta falta de coherencia en los materiales empleados a bordo (según qué zona del habitáculo miremos o toquemos es un coche generalista, premium o incluso de lujo). Su relación precio-equipamiento-motores tampoco le es muy favorable.

Lexus IS (desde 35.900 euros)

Lexus IS 300h

El Lexus IS es el único representante nipón que en España puede arrancarle ventas al BMW Serie 3. El diseño de esta berlina de 4,68 m no gustará a todos, pero tiene el merito de ser original y elegante. Aun así, no ha conseguido imponerse del todo en este segmento premium debido a su falta de motores diésel. Y es que hasta hace poco, sin un diésel en una berlina premium estabas condenado a vender mucho menos que tus rivales. Y actualmente sólo cuenta con una motorización híbrida de 223 CV, el Lexus IS 300h.

A su favor, tiene un habitáculo realmente premium, un refinamiento de marcha (en ciudad o a velocidad constante) realmente soberbio para su categoría. Su relación precio-equipamiento es también muy favorable. ¿En su contra? Un comportamiento dinámico muy conservador, donde prima el confort. En el fondo, es un más un rival directo del Audi A4 que del BMW Serie 3

Mercedes Clase C (desde 41.105 euros)

Mercedes Clase C

La actual generación de Mercedes Clase C (4,67 m de largo) ha hecho un esfuerzo, iniciado con la anterior generación, para ofrecer además de un gran confort un excelente comportamiento dinámico, aunque sin estar a la altura de un BMW Serie 3 o de un Alfa Romeo Giulia. El Clase de C Mercedes puede además contar con un interior acogedor, una habitabilidad más que correcta y un contenido tecnológico de asistencias a la conducción tipo ADAS completamente actualizado.

Volvo S60

Volvo S60

La nueva generación del Volvo S60 es crucial para la marca sueca. Y en esta ocasión aplico la misma receta de éxito que con el S90 de gama alta. Un diseño rompedor, limpio, elegante y moderno. El habitáculo corresponde a lo que espera la clientela premium, mientras que equipa toda clase de ayudas a la conducción de tipo ADAS, así como una amplia gama de motores gasolina e híbridos. La nueva generación no contempla diésel en su gama y si bien podría jugar en su contra en algunos mercados, la firma sueca confía en que este de propulsores se impongan a medio plazo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio