Compartir
Publicidad

No te dejes engañar, este motor Subaru no es real, es una réplica impresa en 3D

No te dejes engañar, este motor Subaru no es real, es una réplica impresa en 3D
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La impresión digital en tres dimensiones podría estar desbancando a las encantadoras y tradicionales maquetas para convertirlas en algo obsoleto. De los típicos kits de maquetas hemos saltado a piezas que rivalizan con los modelos originales a los que replican.

Lo que tenéis a continuación no es un motor Subaru EJ20 WRX real, aunque lo parezca. El propulsor que podéis ver ha sido creado por Eric Harrell y es completamente funcional, las únicas diferencias son que está reproducido a un 35% de la escala real y sus piezas están impresas en plástico. Por lo demás mantiene la estructura bóxer de cuatro cilindros opuestos capaz de hipnotizarnos con el movimiento de sus correas, árboles de levas y pistones.

La Impresión 3D y sus posibilidades infinitas

Pero no creas que los planes de Eric quedan aquí. Armado únicamente con su impresora de tres dimensiones y el software de diseño SolidWorks ya ha producido una transmisión Toyota con el diferencial abierto, una caja de transferencia Toyota 4WD, una transmisión Toyota W56 y un motor Toyota 22RE. Todos funcionales.

En este caso el movimiento se consigue de una forma más limpia que en su primo real, ya que no convierte gasolina en calor y movimiento, cobrando vida gracias a un pequeño motor eléctrico. Aunque a ojos de los puristas pueda parecer un sacrilegio, me parece una forma fantástica de acercar al gran público el funcionamiento interno de un motor. De una forma bastante barata, por cierto.

Ahora mismo cualquiera que tenga una impresora 3D puede ser su propia fábrica de réplicas en plástico, porque cada vez hay más modelos open source disponibles en la red para descarga y disfrute de los usuarios. Sus aplicaciones ya las hemos descubierto en el mundo de la automoción con una réplica del Auto Union Typ C, la posibilidad de construirte tu propio coche en cuestión de horas, fabricar el chasis de un deportivo o hasta un superdeportivo completo y barato.

Eric ya está trabajando en su próxima creación, que será una transmisión de tracción total acoplada al motor Subaru o bien un motor V8 LS1 de Chevrolet, algo para lo que necesita que alguien le "preste" un LS1 para tomar medidas.

¿Quién no soñó con juguetes así de pequeño?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio