Compartir
Publicidad

La persecución en Death Proof, ¿de las mejores de la historia?

La persecución en Death Proof, ¿de las mejores de la historia?
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer tuve la oportunidad de ver, por fin, Death Proof y bueno, salí del cine más contento que unas castañuelas. La película es justo lo que me esperaba, al igual que me pasó con Planet Terror, pero dónde sí que me sorprendió el bueno de Quentin es en la espectacular persecución que aparece en la película.

Ya lo dijo en una entrevista, pretendía hacer una de las mejores escenas de persecuciones de coches que se haya hecho jamás y creo que así lo ha hecho. En una clara referencia a las persecuciones en el cine de los años 70 (esto lo veremos más adelante), el enfrentamiento entre un Dodge Challenger y un Dodge Charger (este chico viste Mopar) es de lo mejorcito que he visto en el mundo del celuloide.

¡Peligro Spoiler!: la entrada que viene a continuación contiene spoilers (revelaciones sobre la trama) de Death Proof. Léela bajo tu propio riesgo.

La secuencia está dividida en dos partes bien deferenciadas, con una primera parte al uso, dónde las pobres damiselas se ven perseguidas por un maníaco asesino (Stuntman Mike) a bordo de su coche a prueba de muerte, con el único fin de acabar con su vida porque sí, o bien por alguna extraña disfunción sexual. A saber…

Una vez llegados al ecuador de la secuencia, se vuelven las tornas y el cazador se convierte en presa, dejándonos ver a un Stuntman Mike desconocido, acostumbrados a verlo durante todo el metraje como un verdadero tipo duro. A partir de aquí, la persecución se vuelve aún más frenética, con Zoë (que se interpreta a sí misma) y Kim decididas a dar captura a ese hijo de… que ha tenido el valor de jugar con ellas.

Pero mucho mejor que os lo explique con palabras, es que lo veáis por vosotros mismos (¡bendito YouTube!). Aviso una vez más, el segundo vídeo acaba con el final de la película, si no os importa la trama, adelante. Si no, mejor que lo dejéis para el cine o el DVD.


Fin del spoiler. Puede seguir leyendo sin peligro a revelaciones sobre la trama.

Pasemos ahora a analizar unas cuantas curiosidades y referencias que aparecen en Death Proof. Para algunos, sus seguidores principalmente, Quentin Tarantino es una especie de genio que al ponerse detrás de la cámara, consigue reflejar a la perfección todo eso que corre por su retorcida mente y es capaz de hacer homenajes a casi cualquier cosa. Para otros, no es más que un plagiador que se aprovecha de viejos éxitos entre freaks como él. Yo soy más de la primera parte que de la segunda.

Todo Death Proof es un homenaje para ese cine que contaba entre su metraje con una persecución espectacular, con coches potentes y motores sonando a todo volumen en la sala. Pero también es un homenaje a los especialistas, esos tipos que se juegan el cuello en cada secuencia y que nunca llegamos a conocer. De hecho, el protagonista, Stuntman Mike (me niego a llamarle Especialista Mike…), es un viejo especialista retirado. Además, para más detallas, las escenas son como las de antes, cuando un coche choca con otro, son dos coches de verdad, no hay infografía. Lo mismo que sucede con Zoe Bell, no hay trampa, va sobre el capó a pelo...

En lo que se refiere a alusiones a ese tipo de cine, primero las deja bien claras en los diálogos, cuando las protagonistas hablan de Vanishing Point (1971) (Punto Límite: Cero) y Dirty Mary Crazy Larry (1974) como dos de sus películas de persecuciones favoritas. Y razón no le falta a estas chicas.

Pero el verdadero homenaje está en los que se ve y no en lo que se oye. Bueno, en lo que se oye también, porque ese Dodge Challenger suena de lujo, todo hay que decirlo. La primera referencia son los coches, uno para Vanishing Point y otro para Bullitt. Porque quien haya visto ambas películas se dará cuenta que el Dodge Challenger blanco y el Dodge Charger negro no están ahí por casualidad. El primero lo comentan en los diálogos, el segundo se intuye.

Pero también hay para Dirty Mary Crazy Larry, con esa primera persecución por carreteras sureñas, rodeadas de nada, con interminables rectas de asfalto y revirados caminos de polvo, donde las chicas tratan de huir de su perseguidor. Y seguro que habrán detalles que se habrán escapado, pero esos llegarán con una segunda revisión en el DVD.

Por cierto, para los más detallistas, la matrícula del Chevy Nova SS que usa Stuntman Mike en la primera parte de la película es otro gran homenaje. La matrícula JJZ-109 es la misma que llevaba el Ford Mustang Fastback GT 390 de Frank Bullitt y la misma que aparece en el anuncio del Ford Puma. Detalles, detalles y más detalles…

Y para finalizar, las secuencias de Vanishing Point y Dirty Mary Crazy Larry, a modo de extra del DVD. Que las disfrutéis…

Dirty Mary Crazy Larry

Vanishing Point (no se puede incrustar los vídeos en el post)

Y ya, para finalizar este tremendo tostón, si os gusta Tarantino, si os gustan los muscle cars, si os gustan las persecuciones de coches al estilo de los años 70 y tenéis ganas de pasar un buen rato, no desaprovechéis la ocasión de ver Death Proof en el cine. Eso sí, hay con la mente bien abierta, esto es un homenaje al cine cutre y es lo que hay, no esperéis un gran argumento, porque no lo hay… También estad atentos a su banda sonora, genial como casi todas las de su filmografía y al seductor baile de la Mariposa.

Foto | BlueMag
En Blog de Cine | Death Proof
En MotorPasion | Death Proof, trailer en español de lo último de Tarantino, Las mejores persecuciones en el mundo del cine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos