Publicidad

Humo, derrapes y acantilados de vértigo: La Climbkhana 2 es un déjà vu de 99 curvas pero ahora en China

Humo, derrapes y acantilados de vértigo: La Climbkhana 2 es un déjà vu de 99 curvas pero ahora en China
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ken Block marcó un antes y un después en el mundo de los vídeos de automoción con la irrupción de Gymkhana. En un total de 10 entregas a cada cual más espectacular el piloto americano se propuso lanzar los vídeos más alucinantes en cuanto a maniobras, producción y montaje.

Con el cierre de una etapa con la Gymkhana 10 con cinco coches en cinco países diferentes, ahora le toca el turno al spin-off Climbkhana, del que acaba de publicarse susegunda entrega en un enclave espectacular: las montañas de Tianmen.

Ken Block contra la montaña más peligrosa de China

Climbkhana 1

En esta segunda entrega la Climbkhana vuelve a poner tomar una de las carreteras de montaña más peligrosas del mundo como set de grabación. Después de haber subido a toda velocidad y de lado la desafiante montaña de Pikes Peak, ahora le toca el turno a la montaña de Tianmen.

La también conocida como la Puerta del Cielo es uno de los mayores atractivos naturales del gigante asiático, destacando un agujero erosionado entre dos picos de la montaña. Esta carretera de 99 curvas sube hasta los 1.519 metros sorteando la ladera de unos impresionantes acantilados verticales en una megalómana obra de ingeniería que se inició en 1998 y tardó ocho años en construirse.

Climbkhana 2

De nuevo Block ha vuelto a lucir sus habilidades al volante subiendo esta complicadísima carretera entre derrapes, humo y maniobras al límite. Y sí, toda la carretera está protegida por pretiles de hormigón, pero a esa velocidad un choque podría resultar en algo más que un susto.

El vehículo escogido para la ocasión ha vuelto a ser la descomunal Hoonitruck, una bestial pick-up Ford F-150 que de la camioneta original queda bastante poco, por no decir nada más allá del frontal. Esta pick-up extrema nacida en 1977 tras pasar por las manos del equipo de Block monta un moderno motor 3.5 V6 EcoBoost de Ford con doble turbo.

El resultado es un corazón que late hasta 7.400 revoluciones para ofrecer 914 CV de potencia máxima y un par motor de 951 Nm que se transmiten directamente a las cuatro ruedas a través de una caja de cambios secuencial de seis relaciones firmada por Sadev. Por supuesto no podía faltar un freno de mano hidráulico para hacer que la zaga baile al compas de Ken.

Vale que Ken Block nunca haya destacado por ser un piloto especialmente rápido cuando se ha medido a las estrellas del WRC, pero a espectacularidad de momento nadie le ha ganado.

En Motorpasión | Así nacieron y florecieron los omnipresentes barrios de caravanas en Estados Unidos | Guía de compra de autocaravanas para alguien que no sabe nada sobre caravanas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir