Publicidad

Guerra contra el viento: McLaren explica en vídeo la avanzada aerodinámica en los Elva y Senna GTR

Guerra contra el viento: McLaren explica en vídeo la avanzada aerodinámica en los Elva y Senna GTR
6 comentarios

La aerodinámica es cada vez más importante en el desarrollo de un coche. Desde las pruebas por simulación de fluidos en ordenador hasta los túneles de viento donde poner a prueba las piezas de manera práctica, la resistencia al viento es una de las grandes luchas de los fabricantes de coches de cualquier segmento.

Pero si eres una marca de superdeportivos esta lucha se recrudece. En los coches de altas prestaciones la aerodinámica es más que un factor de resistencia al avance, y en este caso McLaren nos explica en una nueva serie de vídeos cómo influyen las corrientes de aire en algunos de sus coches más espectaculares.

La guerra contra el viento

McLaren Elva. Posiblemente uno de los coches más espectaculares de la última década es un deportivo biplaza de tipo barqueta equipado con un motor conocido, el 4.0 V8 biturbo de la marca británica pero en esta ocasión llevado hasta los 825 CV de potencia máxima y 800 Nm de par motor. Todo sin ni siquiera el más mínimo atisbo de un parabrisas.

Los 399 Elva que saldrán de la factoría de Woking serán capaces de alcanzar los 200 km/h en 6,7 segundos. Con semejante facilidad para coger velocidad en McLaren han desarrollado una nueva idea para proteger a los ocupantes del impacto del viento, creando una especie de habitáculo virtual, o habitáculo aerodinámico más bien.

McLaren Elva

Bautizado como Active Air Management System (Sistema de Gestión Activa del Aire), el McLaren Elva toma aire por la admisión principal del frontal y la canaliza hacia una abertura situada en la parte central del capó con una inclinación de 120º, es decir, oponiéndola a la corriente de aire contra la que avanza el coche. De esta manera se consigue que el choque entre las dos corrientes mantenga el habitáculo aislado de la corriente principal de aire.

De manera adicional y para conseguir un aumento aún más significativo de este efecto, hay un b en la parte delantera de la salida de aire que se puede desplegar a alta velocidad. Aunque si el conductor quiere puede desactivar estos sistemas para maximizar las sensaciones.

Con una producción limitada a 75 unidades y todas ellas pensadas para rodar exclusivamente en pista, el McLaren Senna GTR es una bestia que toma como base el espectacular Senna de calle y lo lleva hasta 825 CV y 800 Nm de par motor. Sí, las mismas cifras que el Elva. En su caso la aerodinámica está desarrollada de manera extrema para buscar la efectividad en pista.

En el segundo vídeo sobre técnica aerodinámica que han liberado desde Woking, Esteban Palazzo, diseñador de la división de coches de carretera nos habla sobre el exageradísimo alerón trasero del McLaren Senna GTR.

Esta enorme pieza de fibra de carbono situada en la parte trasera fue diseñada para crear una cantidad ingente de apoyo aerodinámico. La marca asegura que puede aportar hasta 1.000 kg de fuerza para presionar el eje trasero contra el suelo (un McLaren P1 genera 600 kg de carga). Su integración en el diseño del coche no fue ni mucho menos sencilla (incluso para un coche destinado exclusivamente a circuito).

Las dimensiones XXL del alerón trasero y sus enormes pilares verticales no sólo están pensados para generar carga, sino también para estabilizar el coche a alta velocidad generando la menor resistencia posible al avance. Incluyendo ademas un sistema DRS automático.

Palazzo también hablar sobre la importancia de la fibra de carbono en todo el proceso de diseño, y en particular en la capacidad para modelar exactamente la forma que sale de los ordenadores de los diseñadores. Con otro material sería prácticamente imposible.

En Motorpasión | Renault Safrane Biturbo, o cuando Renault recurrió al tuning para enfrentarse a BMW y Mercedes... y le salió mal

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios