Publicidad

El espectacular SSC Tuatara de 1.775 CV puede dar aún más miedo: al activar el modo Track

El espectacular SSC Tuatara de 1.775 CV puede dar aún más miedo: al activar el modo Track
1 comentario

Posiblemente el SSC Tuatara sea uno de los coches más brutales de los últimos años. Tanto por su estética como por sus cifras y su sonido, la última y más ambiciosa creación de Shelby Super Cars está a un nivel que alcanzan muy pocos coches en el mundo.

Dentro de sus aptitudes, el Tuatara no sólo es un coche rápido en línea recta, sino que también promete ser extremadamente efectivo y para conseguirlo utiliza tecnología de última generación, incluyendo un modo Track con el que el coche se prepara para rendir al máximo.

Modo Track: cuando el SSC Tuatara se vuelve todavía más agresivo

Puede que SSC sea una compañía muy pequeña, centrada en la elaboración de unos pocos coches al año, pero el SSC Tuatara es algo muy grande. El último supercoche de la empresa americana ha tardado un buen puñado de años en llegar, pero ahora que ya está entre nosotros nos ha dejado gratamente sorprendidos.

El superdeportivo americano está dispuesto a meterse en una guerra directa contra coches de la talla del Bugatti Chiron o Koenigsegg Jesko, coches capaces de acercarse a la barrera de los 500 km/h casi sin despeinarse.

Después de haber conocido sus datos tras la presentación oficial del modelo, ahora desde SSC han liberado un vídeo en el que el Tuatara muestra algunas de sus aptitudes. Entre ellas se encuentra una gran pantalla digital sobre la consola central, dispuesta verticalmente y a través de la que se controlan la mayoría de parámetros del coche.

Entre ellos están los diferentes modos de conducción y aquí se encuentra el modo Track para circuito. Al activar esta configuración el coche cambia su morfología, rebaja considerablemente las suspensiones para acercar al suelo el centro de gravedad, desata toda la fuerza de su motor y despliega el alerón trasero para generar carga aerodinámica sobre el tren trasero.

Precisamente este punto es fundamental, puesto que el portentoso motor del SSC Tuatara manda toda la potencia a las ruedas traseras. Se trata de un bloque V8 5.9 con dos enormes turbos soplando hacia su interior que puede llegar a desarrollar 1.775 CV de potencia máxima quemando gasolina E95.

La transmisión es secuencial de siete relaciones con cambios efectuados en 100 milisegundos en su modo de funcionamiento más efectivo, mientras que la espectacular carrocería diseñada por Jason Castriota firma un coeficiente aerodinámico de tan solo 0,279 (un Chiron tiene un coeficiente mínimo de 0,35).

Ssc Tuatuara 02

Estamos deseando ver de qué será el Tuatara, pues desde SSC prometen que es capaz de romper la barrera de las 300 mph (483 km/h). Ahora bien, todo esto tiene un precio, aunque no parece demasiado elevado: algo más de un millón de euros para cada una de las 100 unidades que serán producidas.

En Motorpasión | Probamos el Porsche 911 Carrera 4S Cabriolet: el descapotable de 450 CV que hará que te olvides del coupé

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios