Compartir
Publicidad
Publicidad

El Mercedes-Benz G 63 AMG 6x6 se atreve con todo, hasta con circuitos

Guardar
33 Comentarios
Publicidad

No dejaré de opinar mientras viva que el Mercedes G 63 AMG 6x6 es una aberración automovilística. 544 caballos, tres ejes, seis ruedas motrices, cinco diferenciales bloqueables... al menos tiene ruedas aptas para la práctica del todoterreno. Si le ponen llantas de 22" con neumáticos de perfil bajo inútiles para salir de carretera, me habría dado un síncope.

¿Qué tal se desenvuelve en circuito? A decir verdad, potencia tiene mucha, es un 5.5 V8 Biturbo, pero hablamos de más de tres toneladas y media, y no es una relación peso/potencia favorable. Tampoco tiene los neumáticos más adecuados para enfrentarse a una pista, donde la exigencia para con las gomas es máxima.

Sin embargo, no solamente pasa por las curvas sin volcar (que ya es bastante) sino que parece desenvolverse con decencia a pesar de su elevado centro de gravedad, unas inercias brutales y neumáticos diseñados para otra finalidad: perseguir a Chuck Norris por las montañas cuando él conduce un Peugeot 206 sin tunear.

Por cierto, es el circuito de Zandvoort (Holanda). Se utilizó para Fórmula 1 (1952-1985), y hoy día se usa para Fórmula 3, DTM y WTCC.

Vídeo | Youtube
Vía | Autoblog
En Motorpasión | Mercedes G 63 AMG 6x6

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos