Publicidad

Apuestas nivel Rusia: si pierdes se achatarra tu Mercedes-Benz Clase G desde un helicóptero

Apuestas nivel Rusia: si pierdes se achatarra tu Mercedes-Benz Clase G desde un helicóptero
10 comentarios

Rusia es un país fascinante con una suerte de aura mística a su alrededor, quizá otorgada por una larga tradición de apuestas imposibles e ideas altamente locas. Sea por lo que sea, Rusia nos da algunos de los mejores y de los peores momentos en el mundo del motor, y en esta ocasión tenemos que hablar de uno de los segundos.

La víctima ha sido un Mercedes-Benz Clase G y el detonante que ha causado la desgracia del día ha sido una apuesta absurda que se ha saldado con un paseo en helicóptero y una caída al vacío en medio de la nada.

No habrá más Navidades para este Clase G

Según informan desde la Madre Patria, los dos individuos estaban tratando un tema de materia desconocida, comenzaron a discutir y zanjaron el intercambio dialéctico con una apuesta. En la apuesta uno perdió y el otro ganó (lógicamente) y acto seguido fueron a ajustar cuentas al aeropuerto de Peskí, cerca de la ciudad de Petrozavodsk.

Lo que se habían apostado no fue otra cosa que lanzar su coche al vacío desde un helicóptero, así que juntos llegaron al aeropuerto, hablaron con el director, firmaron un contrato de 250.000 rublos (3.630 euros), ataron el Mercedes-Benz Clase G de 1995 en perfecto estado de revista al helicóptero del comandante Valery Vasiliev y alzaron el vuelo.

La nave salió de los límites del aeropuerto elevándose a una altura de unos 300 metros, dando unas vistas insólitas a un todoterreno inocente hasta que se inició una dramática caída. El resultado fue un amasijo de metal completamente aplastado contra el terreno, inservible salvo para chatarra, y que acto seguido fue trasladado a un desguace cercano.

Lo insólito del asunto sorprendió a los propios trabajadores del aeropuerto, asegurando que "nunca habíamos visto algo así". La tarifa habitual por 20 minutos de vuelo del helicóptero que contrataron es de 160.000 rublos, y pagaron más de un 50% extra por saldar su apuesta.

Además, les pudieron las prisas a esta pareja de jugadores ya que si bien el vuelo se había programado para el día siguiente, los moscovitas insistieron en que mejor zanjarlo de inmediato. Esperemos que a partir de ahora dejen tranquilos a sus coches en las apuestas.

En Motorpasión | El lado oscuro del matrimonio PSA y FIAT: hasta ocho marcas podrían estar en la cuerda floja | Los coches que serán novedades de 2020, marca por marca

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios