Frankenstein, ¿eres tú? Este extraño restomod del Ford Bronco busca un dueño que no lo juzgue por su apariencia

Frankenstein, ¿eres tú? Este extraño restomod del Ford Bronco busca un dueño que no lo juzgue por su apariencia
8 comentarios

No todo en materia de subastas de coches se reduce a superdeportivos exclusivos que cuestan varios millones de euros y pasan de coleccionista a coleccionista sin apenas pisar el asfalto.

Prueba de ello es este restomod tan curioso de un Ford Bronco de 1978, que será uno de los primeros vehículos que subastará la casa Mecum en 2022.

Una mezcla extraña de lo antiguo y lo moderno

Modernized 1978 Ford Bronco Auction Side

Lo primero que llama la atención de este mastodóntico y peculiar Bronco es su mezcla de elementos antiguos y modernos en el exterior. Cuenta con la carrocería cuadrada de la segunda generación del modelo, aunque visto de frente parece un Ford actual.

De hecho, lleva los faros del Ford Super Duty, una rejilla enorme y un capó rediseñado. El parachoques cromado incluye luces antiniebla integradas y lleva un cabrestante, por lo que pueda pasar.

Modernized 1978 Ford Bronco Auction Rear Corner

En el habitáculo aguardan más sorpresas: en lugar de la banqueta de asientos que cabría esperar y una estética cuadrada y desfasada, este Bronco lleva asientos tapizados en piel propios de una King Ranch de la Serie F de la marca, un sistema multimedia moderno e incluso una pantalla en la consola central.

Modernized 1978 Ford Bronco Auction Passenger Side

Predomina una paleta de colores que mezcla el marrón oscuro y el naranja degradado con toques en negro que, en parte, enfatiza esa sensación “de estar a caballo entre dos épocas” que transmite este coche.

Modernized 1978 Ford Bronco Auction Rear Seats

Respecto al apartado mecánico, encontramos un motor Coyote V8 de 5 litros bajo el capó que de serie otorga 466 CV (460 HP), tiene un par máximo de 569 Nm y va asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades.

Modernized 1978 Ford Bronco Auction Engine

Según Mecum, la ECU y el cableado son nuevos, lleva suspensiones hechas a medida y frenos de disco en las cuatro ruedas. Además, la casa de subastas especifica que se trata de un restomod que ha llevado más de dos años de trabajo y que “no se construyó a partir de un vehículo donante”.

La última afirmación, o claramente es un error o puede llevarnos a pensar que sus preparadores encontraron un universo paralelo al nuestro, donde habita esta bestia igual de rara que de entrañable.

En Motorpasión | Las mejores opciones para sacar dinero a tu coche viejo y comprarte un coche usado

Temas
Inicio