Publicidad

El coche de hidrógeno llega al Vaticano: el Toyota Mirai se tranforma en el nuevo papamóvil

El coche de hidrógeno llega al Vaticano: el Toyota Mirai se tranforma en el nuevo papamóvil
6 comentarios

Toyota entregó el pasado 7 de octubre al Papa Francisco un Toyota Mirai, su coche propulsado por pila de combustible de hidrógeno, como obsequio de la Conferencia Católica de Obispos de Japón (CBCJ).

La donación del vehículo se realizó cerca de la Domus Sanctae Marthae, la residencia del Sumo Pontífice adyacente a la Basílica de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano.

Se trata de una de las dos unidades de este modelo que la firma nipona fabricó adaptadas exclusivamente para que el Papa Francisco las utilizase durante su visita a Japón en noviembre del año pasado. Previamente, fue donado a la CBCJ.

El coche, estrictamente blanco, tiene una longitud de 5,1 metros y una altura de 2,7 metros incluyendo el compartimento sobreelevado en el que acostumbra a ubicarse Su Santidad en los papamovil durante los trayectos, para saludar los feligreses.

Un coche en línea con las emisiones, pero no con la austeridad

Toyota Mirai Papa 7

El Toyota Mirai aterrizó en 2014 y está propulsado por un sistema de pila de combustible de hidrógeno que le concede una autonomía cero emisiones de 500 kilómetros, en sintonía con la línea defendida por el Papa Francisco sobre el cuidado del medioambiente.

De hecho, aunque sí es el primer coche de hidrógeno que recibe, no es el primer coche eléctrico que llega al Vaticano pues ya en marzo de 2017 aterrizó un Nissan LEAF, y en junio de ese mismo año, un Opel Ampera-e.

Toyota Mirai Papa 2

Otro de los valores defendidos por el jefe de Estado del Vaticano es la austeridad, algo que en el campo automovilístico dejó patente tras su llegada dejando aparcado el Mercedes Clase M serie W166.

A partir de ahí, le hemos visto con un Renault 4 de 1984 con 300.000 kilómetros, en un modesto Dacia Duster, a bordo de un Ford Focus de segunda generación, o incluso en bicicleta eléctrica, mientras auténticas joyas como un Ferrari Enzo o más recientemente un Lamborghini Huracán LP 580-2 de tracción trasera acabaron subastadas.

No obstante, el precio de partida del Toyota Mirai dista mucho de ser un coche asequible y de comulgar con la mesura. En España, el coche de hidrógeno nipón parte de 80.000 euros, aunque por el momento solo se vende a flotas. Por tanto... ¿acabará también subastado?

En Motorpasión | 11 coches eléctricos de más de 70.000 euros: selección de coches cero emisiones con etiqueta CERO

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios