Cuando crees que tu nuevo todoterreno eléctrico es imparable y su peso te da una lección de física difícil de olvidar

Cuando crees que tu nuevo todoterreno eléctrico es imparable y su peso te da una lección de física difícil de olvidar
25 comentarios

Una de las cosas que tienen en común las nuevas marcas de coches eléctricos es su capacidad para crear comunidad. Tesla es el mejor ejemplo, pero no es el único, puesto que la china NIO o la americana Rivian también arrastran muchos seguidores.

Sin ir más lejos, Rivian Automotive tiene una especie de red social denominada Rivian Stories en la que los miembros pueden compartir todo tipo de experiencias relacionadas con la marca con el resto de la comunidad. La mayoría son buenas, pero otras no tanto.

Varias toneladas de todoterreno eléctrico y mucho barro

Es el caso de Dan Czermak, que hace solo unos días subió una foto en la que posaba junto a su flamante Rivian R1S nuevo junto a un mensaje en el que prometía más fotos cuando el tiempo mejorase, puesto que en la imagen se ve que está lloviendo.

Pues bien, solo unos días después, Czermak subió otra foto de su recién estrenado Rivian R1S, pero para pedir ayuda a la comunidad después de sufrir problemas en una cantera abandonada. En la foto se podía ver el todoterreno eléctrico atascado en un barrizal que, además, estaba cubierto por una placa de hielo.

Los mensajes de la comunidad no se hicieron esperar y le dejaron claro a Czermak que solo podría salir de ahí arrastrado por un cabrestante o una cuerda, puesto que el coche estaba demasiado enterrado en el barro.

Conviene recordar que el Rivian es un 4x4 completamente eléctrico que, en teoría, ofrece unas capacidades todoterreno de primer nivel. No en vano, su músculo eléctrico puede superar los 700 CV y puede comprarse con accesorios offroad, como los neumáticos todoterreno o las placas metálicas que protegen los bajos.

Rivian R1S

Pero también hay que tener en cuenta que sufre el mismo problema que el resto de todoterrenos eléctricos que están viendo la luz en los últimos meses, como el Hummer EV, el Mercedes-Benz EQG o el Munro Mk_1.

Hablamos del peso, puesto que supera las 3,2 toneladas en el caso del Rivian; no es que un Mercedes-Benz Clase G sea ligero, pero el 400d diésel “se conforma” con pesar 2.500 kg.

Y ya sabemos que, en general, el lastre es un problema en el mundo de los coches, pero en el campo puede ser todavía peor. Por eso los pesos pluma del universo 4x4, como el Suzuki Jimny o el Lada Niva, se desenvuelven también y son capaces de mirar de tú a tú a los reyes del segmento en muchas situaciones.

Sin embargo, parece que el entusiasmo de estrenar coche pudo con Dan Czermak y se olvidó de que su Rivian es un verdadero mastodonte. Por muy potente que sea, la física es imbatible y el R1S se acabó atascando en el barro sin posibilidad de salir de ahí sin ayuda, pese a que la distancia libre al suelo de este monstruo es de 378 mm y de que la unidad de Dan está equipada neumáticos todoterreno calzados en llantas de 20 pulgadas.

Rivian R1S

En favor de Dan, o más bien de su Rivian, hay que decir que meterse ahí no es buena idea con ningún todoterreno. Y mucho menos estrenarlo así e ir a la aventura sin contar con la ayuda de otro vehículo que pueda echar un cable si la situación se complica.

La cuenta de Twitter Rivian Updates se hizo eco de la aventura de Dan con más fotos del suceso. Como se puede observar, el Rivian R1S estaba tan atascado que Czermak tuvo que buscar ayuda más allá de internet y de la comunidad de seguidores de Rivian.

En el mismo hilo de Rivian Stories en el que Dan pidió ayuda, el propio afectado desveló el desenlace. Al final, Dan tuvo que abandonar su Rivian atascado y varios días después volvió al lugar para rescatarlo con la ayuda de una excavadora Caterpillar y un cabrestante de 10 toneladas.

Antes de eso lo intentó con la ayuda de unas cadenas atadas a una pick up RAM 4500 (prácticamente es un camión), pero una de las cadenas se partió y acabó rompiendo la luneta trasera del Rivian R1S.

Algunos usuarios de Twitter y de Rivian Stories han preguntado a Dan si su Rivian R1S sufrió algún tipo de daño después de la aventura en el barro, más allá del cristal roto de la luneta trasera, pero el dueño del todoterreno eléctrico todavía no ha respondido.

Imágenes: Twitter y Rivian Automotive

Temas