Pesadilla en Berlín: la Gigafactoría europea de Tesla tiene otro problema ambiental con el que lidiar antes de poder abrir

Pesadilla en Berlín: la Gigafactoría europea de Tesla tiene otro problema ambiental con el que lidiar antes de poder abrir
8 comentarios

La Gigafactoría de Tesla en Berlín ya fue 'inaugurada' extraoficialmente en un festival al que acudió la población local el pasado mes de octubre, y aunque Elon Musk pretendía tener la fábrica a pleno rendimiento para finales de año, parece que tendrá que seguir esperando para el permiso definitivo.

Ya ha dejado atrás problemas de todo tipo con la flora y con la fauna local, ahora el motivo del retraso es otro: el consumo masivo de agua.

Consumo masivo de agua para fabricar coches ecológicos

Tesla2

Tanto las asociaciones ecologistas como la Agencia de Medioambiente de Brandeburgo ya denunciaron hace tiempo que el impacto que las instalaciones del fabricante californiano tendrían en el territorio sería masivo y pusieron el caso en manos del Tribunal Administrativo de Frankfurt.

Ahora, tanto Tesla como una mina cercana de lignito están en el punto de mira de las autoridades y, según medios alemanes, la decisión final llegará entre enero y febrero. El motivo no es otro que el consumo masivo de agua.

En cuanto a la mina, ya ha sido cerrada dos veces por exceder los límites de forma ilegal, y ahora el asunto ha salpicado a Tesla, pues se calcula que sus instalaciones tendrán un consumo de 1.4 millones de metros cúbicos de agua al año a todas luces insostenible.

La asociación local WSE (creada para la protección de los recursos acuíferos de la zona) pide que esta cantidad de agua salga del pozo Eggersdorf en lugar de los acuíferos cercanos a la instalación, para que el impacto en el medioambiente sea menor en caso de que el consumo sea superior al indicado (tal como ha sucedido con la mina cercana).

Si los tribunales dan el visto bueno a esta propuesta Tesla tendrá que realizar una serie de obras de adaptación en su Gigafactoría y, para ello, se necesitan los permisos correspondientes. Mientras tanto, la actividad en la factoría no se ha detenido e incluso se han detectado varios Tesla Model Y sin placas de matrícula saliendo de las instalaciones.

Hasta ahora, parecía que los planes de Elon Musk para acelerar el ritmo de producción a nivel global estaban avanzando pues, entre otras cosas, Tesla acaba de cambiar su sede y se ha mudado a Texas y la Gigafactoría de Texas ha dado un paso de gigante hacia su aprobación definitiva y puesta en marcha… Pero nada más lejos de la realidad.

Las estimaciones iniciales de Elon Musk para la luz verde a sus Gigafactorías ya en construcción se retrasarán una vez más. Mientras tanto, sigue sin confirmarse si la marca creará una segunda fábrica en China.

En Motorpasión | La paradoja del coche eléctrico 'ecológico': el níquel está robando protagonismo al cobalto, y eso no es necesariamente bueno

Temas
Inicio