El Autopilot de Tesla más avanzado, a prueba en este vídeo por una de las calles más tortuosas y complicadas del mundo

El Autopilot de Tesla más avanzado, a prueba en este vídeo por una de las calles más tortuosas y complicadas del mundo
5 comentarios

El 'Full Self-Driving' (FSD) es la nueva versión del Autopilot de Tesla y el más avanzado hasta la fecha: está disponible desde octubre en versión beta y ya hay modelos de la firma que han empezado a incorporarlo. Así, los usuarios se convierten una vez más en beta-testers de Tesla y un youtuber nos ha mostrado como se maneja el sistema en una de las calles más sinuosas y exigentes del planeta.

Se trata de Lombard St, un estrecho pasaje en bajada de San Francisco, que mide 125 metros, contando con un desnivel del 27 % y un total de ocho curvas muy cerradas. Esta calle es una de las más famosas de la ciudad californiana y atrae a no pocos turistas.

Así, ha sido el escenario escogido por el youtuber Tesla Raj para probar las bondades del FSD.  En su canal se dedica a analizar las tecnologías de la marca de Palo Alto, normalmente en su Tesla Model 3.

No ha sido el único, según empezó a instalarse de forma remota en coches de Tesla, varios usuarios mostraron al mundo cómo actuaba este sistema en diferentes situaciones. En España, el FSD cuesta 7.500 euros, aunque Musk ha anunciado recientemente que podrá adquirirse también por suscripción.

Un Tesla Model 3 conduciendo solo por Lombard St... al segundo intento

Dos vídeos con idéntica prueba ha publicado el bueno de Tesla Raj en su canal. El primero lo realizó a mediados de noviembre, cuando su Model 3 acaba de recibir esta tecnología. Y la verdad es que no salió muy bien parado...

En el vídeo vemos como el FSD tiene verdaderos problemas para acometer de forma autónoma las curvas de la tortuosa Lombard St, por lo que el youtuber tiene que realizar constantes correcciones al volante y frenar para no acabar estampado contra los muros que delimitan el pasaje.

Además, en el navegador, apreciamos como el sistema se vuelve bastante loco y Tesla Raj señala que no adecúa correctamente la velocidad.

"Hemos visto como el FSD beta no puede abordar la mayoría de las curvas de esta complicada calle. Tesla tiene mucho trabajo por delante para mejorarlo", explican al final de vídeo.

Un mes después, Tesla Raj volvió a realizar un segundo intento. En este punto el FSD beta de su Model 3 ya había recibido cinco actualizaciones, por lo que debería haber mejorado su capacidad para conducir solo en Lombard St. Y así fue.

En la primera pasada, el coche eléctrico acomete casi todas las curvas sin que el youtuber opere en el volante, aunque al llegar a una intersección, el sistema no sabe por donde seguir. Lo solucionan poniendo primero a un peatón, al que detecta deteniéndose, y después un cono. Colocado el elemento de señalización, el Model 3 sigue el trazado correctamente.

Solo en una de las ocho curvas, hace una corrección, aunque más por miedo que por otra cosa, indica.

Pero en la segunda pasada no experimentó ningún problema ni hubo que hacer rectificación alguna. Ni siquiera tuvieron que colocar un cono para que tomara la dirección correcta, lo que demuestra que el sistema también puede aprender. Además, en las dos pasadas, mantuvo en todo momento una velocidad adecuada: en torno a unos 8 km/h, según Tesla Raj.

Esta prueba demuestra que hasta en las calles más estrechas y de trazado complicado, el nuevo sistema de Tesla puede conducir solo, aunque eso no significa que los modelos de la marca sean ahora totalmente autónomos (nivel 5 de la escala SAE), por mucho que la marca presuma que es así.

En Motorpasión | “Ok, boomer”: BMW defiende el diseño de sus coches eléctricos frente a sus haters, porque hasta la mala publicidad es buena

Temas
Comentarios cerrados
Inicio