Unirse para sobrevivir: Uber vende su división de coches autónomos y taxis voladores para continuar en estos negocios

Unirse para sobrevivir: Uber vende su división de coches autónomos y taxis voladores para continuar en estos negocios
1 comentario

La crisis que atraviesa el sector automotriz desde hace años ha hecho de las sinergias una necesidad, y más ahora. Por eso, Uber ha vendido su unidad de coches autónomos a Aurora, una start-up de tecnología autónoma respaldada por Amazon, para después comprar el 26 % de la compañía resultante.

Y no solo eso. Uber también ha vendido Uber Elevate a la compañía de vehículos voladores Joby Aviation para poder formar otra joint venture y continuar con sus planes de desarrollar sus taxis eléctricos voladores.

Pérdidas de 500 millones de dólares al año

Uber

Según ha publicado TechCrunch, la nueva empresa conjunta que formarán Uber ATG y Aurora Innovation se valora en 10.000 millones de dólares.

Para poder seguir avanzando en la carrera del coche autónomo, Uber ha decidido que las asociaciones son las únicas opciones viables a nivel económico -se estima que Uber ha perdido 500 millones de dólares cada año con esta división-, así que invertirá 400 millones de dólares en la start-up de vehículos autónomos para hacerse con un 26 % de la compañía resultante.

Dara Khosrowshahi, director ejecutivo de Uber, ocupará un asiento en la junta directiva de la recién ampliada Aurora, que cuenta con el apoyo económico de gigantes como Amazon, Sequoia Capital o T. Rowe Price, uno de los mayores inversores de Tesla y también de Rivian.

La californiana Aurora, que tiene desde hace tiempo acuerdos con fabricantes como Kia o Hyundai ha desarrollado un sistema de conducción pilotada llamado Aurora Driver, que integra todo tipo de sensores, como Lidar, radar o cámaras, además del "cerebro" electrónico que interpreta toda esta información para dibujar el entorno y afrontar debidamente cada situación durante la circulación.

Uberair Safran Cabin 18

Pretende desarrollar antes que nadie camiones autónomos, pero también quiere expandir el mercado de taxis sin conductor, por lo que su asociación con Uber dará un empujón a sus planes.

En cuanto a la supervivencia del ambicioso proyecto de taxis voladores de la división Uber Elevate, la estrategia ha sido la misma: según se informado en un comunicado, ha aumentado la inversión en la compañía Joby Aviation como parte de una transacción más amplia que implica la adquisición de Uber Elevate por Joby.

Uber Air

Una vez que esta compañía, que desarrolla los llamados VTOL (un avión de pasajeros de despegue y aterrizaje vertical 100 % eléctrico), haya adquirido Uber Elevate, ambas empresas integrarán sus servicios para seguir desarrollando esta tecnología.

Joby quiere empezar a operar en 2023 un servicio de taxis aéreos que lleva desarrollando desde hace 10 años. Su avión promete una autonomía de 241 km y 321 km/h.

En Motorpasión | Los Diablos Rojos: así convirtió Panamá los autobuses escolares estadounidenses en su seña de identidad

Temas
Comentarios cerrados
Inicio