Compartir
Publicidad

Uber muestra cómo será el interior de sus taxis voladores, que podríamos ver funcionando en 2023

Uber muestra cómo será el interior de sus taxis voladores, que podríamos ver funcionando en 2023
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uber, que pondrá en marcha el mes que viene en Nueva York su primer servicio de helicópteros compartidos, ha presentado el diseño de la cabina de su taxi aéreo dentro su servicio Uber Air: cuatro asientos de pasajeros y espacio para guardar el equipaje.

Al mismo tiempo, Uber Eats ya está probando la viabilidad de sus drones de reparto de comida rápida para hacerlo escalable en un futuro próximo en áreas urbanas.

La promesa de democratizar los coches voladores

Uberair Safran Cabin 02

La cabina, construida en colaboración con el diseñador de interiores de aeronaves Safran Cabin, está diseñada para acomodar a cuatro personas a la vez. Uber quiere realizar sus propios vuelos de prueba en 2020, y planea lanzar una versión de este servicio de taxi aéreo en 2023, comenzando en Dallas, Texas y Los Ángeles, California.

Uberair Safran Cabin 24

Melborune, en Australia, ha sido una de las ciudades elegidas para probar el año que viene este servicio de taxis voladores, cuyos trayectos no costarán más que un taxi al uso, pero en mucho menos tiempo. O eso promete Uber.

La compañía asegura que el interior que ha diseñado junto a Safran puede modificarse para ajustarse a las especificaciones de los vehículos de despegue y aterrizaje vertical que otras compañías están construyendo para Uber Air, como las de Boeing y Bell Helicopters.

En este vídeo de 360 grados podemos 'experimentar' cómo serán estos viajes de corta distancia, que aún precisan de mucha regulación pues el espacio aéreo no está precisamente 'vacío':

Pero la compañía californiana se ha buscado potentes aliados para poner en marcha su servicio; en 2018 firmó un acuerdo de un millón de dólares con el Ejército de los Estados Unidos para desarrollar una silenciosa tecnología de rotor de avión que podría aplicarse en futuros coches voladores y aviones militares.

Mientras tanto, Uber Eats se ha aliado con McDonald's para reducir los tiempos de entrega de comida a un promedio de ocho minutos gracias los drones, que ya se están probando en entornos urbanos.

El servicio se estrenará en la ciudad de San Diego, Estados Unidos, donde Uber ha obtenido el permiso de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos para probar la primera aplicación comercial de este tipo de servicio.

El proceso no será tan sencillo como aparenta: el socio en cuestión, en este caso MacDonald's, colocará en un paquete especialmente diseñado la comida, que acabará en un dron. El dron a su vez será trasladado en coche hasta una zona de aterrizaje establecida, donde habrá un repartidor que complete la entrega.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio