Hyundai ha pagado 920 millones por Boston Dynamics, la marca de robots inteligentes que puede revolucionar la automoción

Hyundai ha pagado 920 millones por Boston Dynamics, la marca de robots inteligentes que puede revolucionar la automoción
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Puede que estemos acostumbrados a ver a Hyundai como una marca modesta dentro del segmento de la automoción, pero la realidad es muy diferente. Hyundai Motor Group es un coloso industrial que ahora ha vuelto a hacer una demostración de fuerza y visión de futuro.

Hyundai ha pasado a ser propietaria mayoritaria de Boston Dynamics. Sí, aquella start-up que se hizo famosa por crear robots que bailan, hacen parkour o tienen habilidades que empiezan a dar cierto miedo.

Hyundai toma el control de Boston Dynamics

Boston Dynamics ya tiene solera en el mundo. Vio la luz en 1992 tras su fundación por parte del ingeniero Marc Raibert, exprofesor del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Tras una trayectoria de crecimiento exponencial gracias a los contratos y al apoyo del Departamento de Defensa de EEUU (de hecho su tarea inicial fue el desarrollo de software de combate naval y aéreo), Boston Dynamics fue adquirida por Google X en 2013. Posteriormente pasó estar bajo el paraguas de la japonesa SoftBank en 2017 después de negociaciones con Toyota y Amazon.

Los idilios con el mundo de la automoción no han acabado ahí, porque justo antes de terminar el año 2020 Hyundai anunció su adquisición, que se ha hecho realidad ahora con el cambio de manos.

 

El acuerdo ha llevado a Hyundai a desembolsar 920 millones de euros a SoftBank, por los que la empresa surcoreana se ha hecho con una participación mayoritaria del 80%, dejando a SoftBank el 20% restante en manos de una de sus filiales.

¿Por qué interesa Boston Dynamics a las empresas de automóviles? La separación entre tecnología y automoción cada vez es más tenue. Boston Dynamics lleva casi dos décadas trabajando no sólo en robots capaces de moverse de forma ágil, sino también haciéndolo de forma autónoma y con la capacidad de tomar decisiones extremadamente rápidas.

Esta compra pone a Hyundai en una posición avanzada en la transformación estratégica, convirtiéndose en un proveedor de potenciales soluciones de movilidad inteligentes. Una estrategia que también incluye avances en inteligencia artificial, movilidad aérea y fábricas inteligentes.

Además, la robótica ofrece otro tipo de beneficios a empresas como Hyundai. Boston Dynamics podría ayudar a la marca a crear procesos de fabricación más eficientes, desarrollar nuevas capacidades para sus coches del futuro o haciendo que los entornos de trabajo industrial sean más seguros.

Por su parte, Hyundai ayudará a Boston Dynamics a seguir expandiéndose, crear nuevos productos y contrinuir a la implantación y expansión del que por ahora es su primer robot comercial: Spot. Un robot que ya está operando con centenares de unidades repartidas en diferentes industrias y al que seguirá el Stretch diseñado para almacenes y centros de distribución.

Ahora bien, Boston Dynamics está muy, muy lejos de ser una empresa rentable y su aterrizaje en la vida real es complicado, de ahí lo de tener cuatro propietarios en apenas ocho años. Desde Bloomberg apuntan que SoftBank ha tenido que invertir a razón de 150 millones de dólares al año solo para mantener funcionando a Boston Dynamics. Hoy por hoy la fábrica de robots parece más una patata caliente con visos de realidad que una realidad como tal.

 

Sólo con Spot a la venta y vendiendo unas pocas unidades a 74.500 dólares cada una, difícilmente se puede buscar rentabilidad mientras el resto de modelos siguen siendo solamente prototipos. Además, el uso de todos ellos por el momento es limitado a operaciones muy concretas, por lo que su mercado no es que sea muy amplio (salvo que quieras montar un flashmob).

Falta por ver si por fin Hyundai consigue encontrar una aplicación viable y sostenible a Boston Dynamics y que la start-up que ya supera una valoración de 1.100 millones de euros consiga acercarse a los números verdes.

Euisun Chung es el nuevo hombre al timón de Hyundai Motor Group y anunció que en un futuro próximo reduciría su dependencia de los coches, limitando su presencia a un 50% y repartiendo la otra mitad entre movilidad aérea (30%) y robótica (20%).

En Motorpasión | El motor diésel más potente del mundo se llama Wärtsilä RT-flex96C y es una inmensa mole de 80.080 kW y 7,6 millones de Nm

Temas
Inicio