Compartir
Publicidad

En la Weather Factory de Ford hay vientos de hasta 250 km/h, 55ºC y un 95% de humedad para poner a prueba sus coches

En la Weather Factory de Ford hay vientos de hasta 250 km/h, 55ºC y un 95% de humedad para poner a prueba sus coches
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ford acaba de estrenar en Alemania la Weather Factory o Fábrica Meteorológica, un centro de pruebas medioambientales de última generación donde se simulan condiciones climatológicas adversas para comprobar la resistencia a las mismas de los modelos de la marca del óvalo. El mundo entero en unos 10.000 m².

Con una inversión de 70 millones de euros, estas instalaciones se encuentran en Alemania y son capaces de recrear ambientes de calor o frío extremo, como el que podemos encontrar en regiones como el Sahara o las llanuras siberianas respectivamente, así como las condiciones climáticas en cimas de gran altitud, en zonas de elevada humedad o con vientos de tipo huracanado.

Ford asegura que su Centro de Pruebas Medioambientales reúne todas las condiciones climáticas del planeta bajo un mismo techo, en una nave que tiene un tamaño cercano a un campo de fútbol grande. Así, los ingenieros de Ford pueden comprobar la resistencia de los modelos del fabricante, desde un pequeño Ford Ka+ hasta un comercial de dos toneladas como es el Ford Transit. Y todo ello sin moverse del lugar y con sólo apretar un botón.

Las condiciones climatológicas de todo el planeta, en 10.000 m²

Ford Weather Factory

La Weather Factory consta de tres túneles de viento climático, un laboratorio de gran altitud y cuatro cámaras de prueba de control de temperatura, una de las cuales también sirve para realizar ensayos de alta humedad. Esto permite que los ingenieros de la marca puedan trabajar con hasta diez coches de manera simultánea.

En estas salas pueden recrearse vientos de hasta 250 km/h, temperaturas que van desde los -40ºC hasta los 55ºC y generar un 95% de humedad, así como simular una altitud de 5.200 metros, los mismos que tiene el Campo Base Norte del Monte Everest. Nieve, luz solar intensa o lluvia, son otras condiciones que permite replicar la Fábrica Meteorológica de Ford.

  • Túnel de viento 1: preparado para pruebas de inmersión en caliente y frío. Con 28 focos con bombillas de 4.000 vatios simulan rayos solares para comprobar el tiempo que necesita el aire acondicionado para enfriar el habitáculo. En este túnel del viento también se comprueba el nivel de ruido de sistemas como la calefacción o el aire acondicionado a diferentes velocidades, temperaturas y niveles de humedad.

  • Túnel de viento 2: también realiza pruebas de inmersión en caliente y frío. En él se recrean fenómenos climatológicos como la lluvia o la nieve, a fin de comprobar su efecto en la visibilidad o en el arranque del motor, además de permitir evaluar cuánto tarda en calentarse el habitáculo o qué tiempo necesita para descongelarse un parabrisas en situaciones de bajas temperaturas o

  • Túnel de viento 3: el tercero en discordia es el laboratorio de altitud. En su interior se comprueba la resistencia al viento de los coches a velocidades de hasta 120 km/h y en una altitud de un máximo de 5.200 metros. Pruebas de arranque en frío o la durabilidad en altitud son los test a los que se someten los modelos para comprobar que sus líquidos no estallan al trabajar en zonas de presión alta.

Pensando en verde

Ford Weather Factory

En todas estas zonas de la Weather Factory, Ford somete a prueba el confort, la seguridad, la durabilidad, el rendimiento de los sistemas eléctricos, la climatización, los frenos o el remolque, entre otros.

Para poder realizar todas estas simulaciones, este avanzado centro climatológico precisa de 11 megavatios de electricidad, una cantidad suficiente para abastecer a una pequeña población de 2.400 habitantes.

No obstante, Ford ha buscado que su Weather Factory sea también respetuosa con el medio ambiente: la electricidad de la que se nutre en su totalidad es suministrada por la escandinava RheinEnergie, empresa basada en energías renovables a través de fuentes sostenibles certificadas.

"La amplia gama de pruebas de simulación permitirá a los conductores de Ford tener la confianza de que sus vehículos pueden lidiar con cualquier zona climática", sostiene Joe Bakaj, vicepresidente de Desarrollo de Producto de Ford Europa. "Recorrer las cuatro esquinas de este edificio es como hacer un viaje a las cuatro esquinas del mundo, y nuestros ingenieros lo seguirán haciendo las 24 horas del día, todos los días del año, para continuar desarrollando los mejores vehículos del futuro".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio