Audi y los semáforos hablarán en el mismo idioma

Audi y los semáforos hablarán en el mismo idioma
25 comentarios

¿Quién es más rápido? ¿La liebre o la tortuga? La respuesta de la fábula es el que llega primero, no el que más deprisa ha ido. En las ciudades, los semáforos son una realidad cotidiana con la que hay que lidiar, pero podemos acabar convirtiéndolos en nuestros aliados.

Después de haber trabajado en varias fases experimentales, como Audi Travolution, la marca afirma tener ya un sistema listo para producción en serie. Se trata de un sistema C2X, el coche se comunica con la red de semáforos local para determinar la distancia a los mismos y enseñarnos cómo ir pasando en verde la mayoría de ellos o estar en rojo el mínimo posible.

La liebre sería el coche que alcanza mayores velocidades pero se tira más tiempo en un semáforo en rojo, gastando frenos y combustible. La tortuga, a una velocidad inferior, iría empalmando un verde tras otro, reduciendo las detenciones, por tanto las aceleraciones, en resumen ahorrando hasta un 15% de combustible.

Audi Online Traffic Light Recognition

Los sistemas Stop&Start han aliviado parcialmente el problema de las detenciones en los semáforos, evitando el consumo al ralentí. Pero no consiguen evitar el consumo energético que supone poner 1.000 a 2.000 kg (según modelo) en marcha de nuevo, lo que más esfuerzo le cuesta al motor en términos de energía.

La idea del sistema que Audi ya tiene preparado es simple. Si no sobrepasamos una velocidad determinada, cuando lleguemos a un semáforo más adelante estará en verde. Si nos hemos "zampado" uno rojo, no pasa nada. Cuando queden cinco segundos para el verde, arrancará el motor, preparando el conductor para salir.

Este sistema requiere conectividad entre el ordenador del coche y una red de datos externa. Una versión más simple de este concepto es la de los semáforos de cuenta atrás (tanto para verde como para rojo) pero su efectividad es menor porque dependen de la agudeza visual del conductor. Esto funciona a mayor distancia.

Audi Online Traffic Light Recognition

Según se vayan superando los distintos problemas de homologaciones y estandarización, Audi irá implementando este sistema en sus coches, aunque primero como opcional o dependiente de cierto equipamiento. A largo plazo, se espera que la industria abrace un estándar así en todos los coches, pero queda para eso aún.

Por ejemplo, en Sevilla me aprendí los tiempos de los semáforos de dos grandes avenidas, tomando referencias de la velocidad que tenía que mantener para encontrarme todos en verde. Sí, a veces me adelantaban y me pitaban por ir a 25 km/h, pero en el siguiente semáforo, yo, tortugo, volví a ir por delante de las liebres.

Ni falta hace que diga que las velocidades de aproximación a los semáforos deben ser compatibles con la legalidad. Según la normativa española, es en un margen entre 25 y 50 km/h. A continuación, un ejemplo de cómo enganchar verde tras verde es más rápido, aunque se circule más despacio.

Este hito de empalmar 55 luces en verde es la suma de varios factores, como la ausencia de tráfico y el perfecto dominio de los tiempos entre uno y otro. El sistema de Audi simplifica mucho esa tarea, y no necesita que se alineen los planetas y los chakras a nuestro favor.

Vídeo | "Youtube":https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=KLo3fJSqotw En Motorpasión | Audi Travolution, sistema para reducir el tiempo de espera en los semáforos, Audi Travolution, continúa su evolución

Temas
Comentarios cerrados
Inicio