Apple CarPlay permitirá encontrar la gasolinera más cercana y pagar sin bajar del coche desde 2023

Apple CarPlay permitirá encontrar la gasolinera más cercana y pagar sin bajar del coche desde 2023
1 comentario

Apple CarPlay, la plataforma de conectividad para vehículos de la firma de la manzana, quiere llegar más lejos que nunca en su próxima versión para 2023. Si ya supimos hace unas semanas de su ambición por ocupar todas las pantallas de los coches actuales, ahora se van conociendo algunas de las nuevas funciones que desea ofrecer.

Entre ellas destaca la posibilidad de localizar la gasolinera más cercana a nuestra posición, guiarnos hasta sus surtidores y pagar el repostaje. Todo ello a través de una app y sin necesidad de bajar del coche excepto, claro está, para introducir la manguera de llenado.

Un nuevo punto de conflicto con la industria

CarPlay Mercedes

Así consta en la información que la propia Apple ha publicado sobre iOS 16 tras su último encuentro anual de desarrolladores. Con esta intención, la tecnológica californiana declara su interés por ahondar en las posibilidades del coche conectado para realizar pedidos y compras.

En la actualidad, dependiendo de las aplicaciones compatibles, ya es factible utilizar CarPlay para reservar plazas de aparcamiento, programar la recarga de un vehículo eléctrico o pedir comida.

No obstante, parece que en un principio los repostajes no estarán centralizados en una app propia de Apple, sino que deberán gestionarse a través de las apps de las compañías petroleras. Según informa Reuters HF Sinclair, una empresa de Texas con 1.600 gasolineras en todo EE UU, ya ha confirmado que permitirá el uso de su aplicación en CarPlay para llenar el depósito y pagar con una tarjeta de crédito asociada a la cuenta del cliente.

Gasolinera USA

Aún es pronto para adivinar si esta funcionalidad triunfará pero lo que sí es seguro es que, con ella, Apple abre otra vía de conflicto adicional con la industria automotriz. No en vano algunos fabricantes ya han experimentado con servicios parecidos, como por ejemplo aquella vez en 2017 que Ford quiso que sus coches fueran capaces de pedir pizzas al Domino's.

En el caso de los repostajes General Motors intentó hace cinco años implementar un sistema propio similar al de la manzana, si bien a principios de este mismo año fue clausurado debido a que perdió el apoyo de su principal socio proveedor de combustible.

GM Compras

Por tanto los de Cupertino tienen, de algún modo, el camino abierto para triunfar donde las marcas de coches fracasaron. Algo que sin duda afectará a largo plazo a sus relaciones con los constructores, las cuales ya empiezan a verse 'tocadas' desde que se conociera que el próximo CarPlay tomará también la información sensible de los coches (velocidad, revoluciones del motor, autonomía...) para mostrarla con sus propias interfaces.

A este respecto ya han surgido poderosas voces reticentes como la del CEO de Mercedes-Benz Ola Källenius, quien recientemente dejó caer que tendrán que hablar con Apple largo y tendido sobre esta cuestión que podría poner en riesgo la privacidad de este valioso 'big data'.

Sea como fuere, va quedando menos para que llegue 2023 y podamos comprobar si el nuevo CarPlay llega todo lo lejos que Apple quiere, o si algunas funcionalidades se quedan por el camino. En cualquier caso, está claro que la batalla por el software en los coches va cogiendo temperatura.

Temas
Inicio