Compartir
Publicidad

El futuro Land Rover Defender se deja ver al descubierto en su propio cuadro de instrumentos

El futuro Land Rover Defender se deja ver al descubierto en su propio cuadro de instrumentos
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo Land Rover Defender es el nuevo modelo de la marca de Gaydon más esperado de los últimos años. Y es que no todos los días se renueva un icono de la historia del automóvil. Varias veces retrasado, este año parece ser que sí será el año del nuevo Defender. La espera por conocer su fisonomía habría llegado a su fin, al menos parcialmente, si nos fiamos de esta foto en la que se aprecia el perfil del nuevo coche.

Se trata de la foto de un cuadro de instrumentos digital de un prototipo (en la parte superior se aprecia parte de la tela que llevan los prototipos de desarrollo para que no se vea el salpicadero). Y entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro se aprecia una vista de perfil de lo que sería el nuevo Land Rover Defender.

Esta imagen, aunque no fiel al 100 % al coche real, nos deja ver y confirma algo que ya la marca nos dejó entrever con los prototipos camuflados. El nuevo Defender conserva las claves estéticas del modelo anterior, cuyo desarrollo remonta a 1947. El portón trasero es vertical, con una rueda de repuesto aparente y el techo cuenta con lunas superiores laterales que siguen la curvatura del techo. Vamos, como en el original.

Qué sabemos hasta la fecha del nuevo Defender

Defender 2019

De momento, Land Rover se ha limitado a confirmar que el nuevo modelo se fabricará en la nueva factoría que la marca posee en Eslovaquia y que se fabricará junto al Discovery. De este modo, la marca se asegura que estos modelos no se vean sujetos a aranceles en el continete europeo en caso de un Brexit duro.

Se sabe también que habrá dos variantes. Una de chasis corto y tres puertas (Defender 90) y otra de chasis largo y cinco puertas (Defender 110). También se habla de una versión extralarga con batalla de 130 pulgadas (3,30 metros) para el Defender 130.

El chasis contará con suspensión independiente detrás y a priori usará un chasis monocasco en lugar del chasis de largueros y travesaños como el Defender original. De hecho, se especula, que compartiría plataforma con el actual Discovery. Esto hará del nuevo Defender un modelo más rígido, ligero y modular, permitiendo a la marca ofrecer carrocerías especiales adicionales.

En cuanto a motorizaciones, todo el abanico de posibilidades está abierto, pero no cabe duda que habrá propulsores diésel y gasolina, todo apunta a que dispondrán de microhibridación, y al menos un híbrido enchufable.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio