Publicidad

Dolorpasión™: Un Rolls-Royce Drophead Coupe recibe una buena ducha

26 comentarios

Los descapotables tienen muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes. Puede ocurrir que repentinamente se ponga a llover cuando circulas con la capota quitada y algunas gotas caigan dentro del habitáculo.

Lo que es menos común es que alguien deje aparcado su Rolls-Royce Drophead Coupe con la capota bajada mientras está cayendo un auténtico chaparrón, que es precisamente lo que está ocurriendo en el vídeo, que tiene lugar, según parece, en Australia.

Las consecuencias son difíciles de predecir, pero está claro que el coste de la reparación no será barato. Por supuesto la tapicería necesitará ser reparada, por no decir sustituida, y es muy probable que el sistema eléctrico del coche haya sufrido daños. Es un caso que me recuerda mucho a este otro Dolorpasión™, en el que un Mercedes-Benz CLS se daba un buena ducha por dentro.

Vía | GT Spirit
En Motorpasión | Dolorpasión (archivo)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios