Compartir
Publicidad
Publicidad

Bentley confía en su nuevo SUV para conseguir 20.000 ventas anuales

Bentley confía en su nuevo SUV para conseguir 20.000 ventas anuales
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

La expectativas de Bentley de cara a 2020 son duplicar su actual ritmo de ventas. Para ese año esperan vender 20.000 unidades, tras alcanzar en 2018 las 15.000 ventas. En estos planes, el famoso —y eso que aún no ha llegado— Bentley SUV I, el Esperado, representa un papel fundamental. Quizá lo veamos más claro a partir del próximo mes de marzo, cuando debute en el Salón de Ginebra, antes de comercializarse ya de cara al año que viene.

De momento, sabemos que el directivo de Bentley, Wolfgang Dürheimer, considera que el "éxito" del SUV les "catapultará a una nueva dimensión", tales son sus entusiastas palabras para un SUV que sin haberse mostrado públicamente ya tiene precio: 180.000 euros. Dürheimer asegura que el nivel de lujo que encontraremos en el nuevo Bentley será "extraordinario". Como su precio, vaya. De momento, ya hay 4.000 clientes potenciales que se han interesado por el SUV.

El SUV apoyará al Bentley Continental GT, al Bentley Flying Spur y al Bentley Mulsanne en ese movimiento de la marca por ir más allá de los sedanes y coupés. Por su parte, el SUV de Bentley está llamado a medirse con los Porsche Cayenne Turbo S, Mercedes-Benz GL63 AMG y los Range Rover, a falta de que los primos de Rolls-Royce decidan si entran o no en la fiesta del SUVperlujo. Ayer la emblemática marca de BMW confirmó que este año tomarán una decisión al respecto. Con la calma.

Entre las prioridades de Bentley está el mercado chino, gracias al cual la marca batió su récord de ventas en 2014, colocando en todo el mundo 11.020 unidades (un 9 % más que en 2013). Mientras Rusia se desinfla, China mantiene su halo de mercado interesante para los fabricantes de coches de lujo, donde Bentley acumula un 35 % de cuota, gracias a que su clientela está compuesta por jóvenes empresarios cuya situación económica sigue un curso paralelo a la situación que se vive en el país.

China sigue siendo, por lo tanto, un caramelo para Bentley, con el 22 % de sus ventas. Aunque su principal mercado sea todavía América, con el 29 % de las unidades que comercializa, el crecimiento de China está, en opinión de Bentley, lejos de alcanzar un punto de estancamiento. "En términos de crecimiento China continúa siendo la zona más importante y la más interesante", explica Dürheimer.

Vía | Automotive News

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos