El Ferrari Testarossa resucita con este despampanante restomod que firma los 510 CV y promete volar a 322 km/h

El Ferrari Testarossa resucita con este despampanante restomod que firma los 510 CV y promete volar a 322 km/h
3 comentarios

Los restomod enamoran y no es para menos: mitos clásicos que resucitan en pleno siglo XXI, fieles a su estética pero con ingredientes mecánicos del presente. Y el último capítulo lo escribe este Ferrari Testarossa que rubrica Officine Fioravanti. Sí, un Testarossa.

El que es el primer proyecto de esta firma de nombre italiano, pero que se afinca en Suiza, tiene a bien devolver a la vida a uno de los Ferrari más emblemáticos. De momento andan embarcados en su desarrollo con una primera unidad que muestran con orgullo en sus perfiles sociales vistiendo en blanco al puro estilo del de 'Miami Vice'.

Si bien de momento no detallan cuando podrá encargarse, cuál será su precio y qué número de unidades verán la luz (que serán muy limitadas como es habitual en los restomod), sí que han desvelado sus ingredientes.

Sonny Crockett quiere tres

A nivel estético, este resucitado Ferrari Testarossa apenas se diferencia del original: el largo y afilado capó, las formas aristadas o los icónicos listones en el lateral están presentes.

 

No obstante, sí que cambian los materiales: por ejemplo parte de los paneles de la carrocería o el interior, así como algunos elementos del chasis, van en fibra de carbono, lo que permite que sea 130 kg más ligero: para la báscula en unos 1.380 kg.

Lo mismo ocurre con el habitáculo, que si bien calca las líneas del de el ochentero cavallino, recurre más al cuero y los mandos antes de plástico ahora son de metal. En lo que respecta a las llantas, en diseño son también muy continuistas, pero son más grandes: de 17 pulgadas para su eje delantero y de 18 pulgadas para el trasero.

 

No obstante, hay diferencias respecto al Testarossa, sobre todo a nivel mecánico. Y es que aunque monta el V12 plano de 4.9 litros presente en el original, su potencia se estira hasta los 510 CV y su par llega a los 601 Nm, en comparación a los 390 CV y 490 Nm que rendía el primigenio.

Y es que los chicos de Officine Fioravanti han revisado el mítico bloque del superdeportivo italiano, modificando por ejemplo la inyección o la distribución, además de aportar nuevos sistemas de admisión y escape. Así, promete alcanzar los 322 km/h, que son 32 km/h más que los que firmaba el Testarossa.

También encontramos amortiguadores ajustables dobles Öhlins, que han sido específicamente desarrollados por la firma sueca para este restomod, y que pueden modificarse a golpe de botón desde el habitáculo. O unos frenos Brembo de alto rendimiento, con discos ventilados y pinzas de seis pistones delante y de cuatro atrás.

 

Más allá de sus aspectos técnicos, la guinda la pone un teléfono embarcado, que parece ochentero pero que en realidad opera con Bluetooth y al que podemos conectar un teléfono móvil para realizar llamadas.

En definitiva, una máquina del tiempo que nos devuelve a los 80 pasando por el filtro de los años 2000 y que se suma a otras propuestas restomod, como el Porsche 911 (964) Signature eléctrico de los británicos Everrati, el Kimera EVO37 que devuelve a la vida al Lancia 037 o el Renault 5 Turbo 3 que resucita al R5 Turbo. ¡Y que sean muchos más!

Foto: Officine Fioravanti.

En Motorpasión | El Ferrari F40 cumple 30 años, pero... ¿conoces la historia de este icono? | Las 1.000 carreras de Ferrari en la Fórmula 1 contadas a través de ocho momentos, cinco pilotos y una sola pasión ferrarista |

Temas
Inicio