Este Rimac Nevera va a acabar estampado contra un muro, pero se lo ha pasado en grande derrapando en barro

Este Rimac Nevera va a acabar estampado contra un muro, pero se lo ha pasado en grande derrapando en barro
12 comentarios

Tras desvelar sus estratosféricas credenciales en junio de este año, el extraterrestre hiperdeportivo eléctrico Rimac Nevera sigue ultimando su desarrollo. Y eso incluye pasar por las habituales pruebas de choque a fin de conseguir la homologación, tanto en Europa como en otros mercados.

Así que en la firma croata se han puesto creativos y han optado por hacer bailar a una de estas unidades destinadas a crash test en un terreno que no es ni mucho menos el de este aerodinámico superdeportivo de casi 2.000 CV: el barro y la tierra.

Así, tras verlo humillando a todo un Ferrari SF90 Stradale, ahora podemos deleitarnos con este vídeo al más puro estilo off road. Por que, sí, el Nevera también puede liarse la manta la cabeza y hacer donuts fuera del asfalto.

Una despedida por todo lo alto

Vídeo: este Rimac Nevera destinado a crash test firma un último baile derrapando en barro

En concreto la unidad protagonista de este vídeo oficial de la marca es un pre-serie que ha servido de escaparate del Rimac Nevera en varios eventos a lo largo y ancho del planeta.

Pero su destino, como el de varios de los 16 prototipos y modelos pre-serie que han salido de las dependencias de Rimac será el de estamparse contra un muro.

Así que antes de este desdichado final, a Mate Rimac, CEO y dueño de esta exclusiva marca, se le encendió la bombilla: "¿Por qué no hacemos con él algo que probablemente nunca haríamos y posiblemente no hará ningún cliente?".

En el vídeo, y a partir del minuto 2:50 comienza la acción para este Rimac Nevera. Primero por un camino de tierra en pleno bosque otoñal y aderezado con un sin fin de hojas caídas que hacen este firme más resbaladizo. Mate lo hace a toda velocidad y lo cierto es que no le va tampoco mal: no en vano, es tracción integral.

Pero la mejor parte la encontramos al final, cuando el hiperdeportivo se dedica a derrapar en barro y sobre charcos en el nuevo emplazamiento de Rimac en Zagreb (Croacia) donde el fabricante está construyendo su nueva sede mundial de 200 millones de euros.

Entre pilares, estructuras y materiales de obra, vemos al Rimac Nevera danzar haciendo donuts al más puro estilo de una gymkhana Hoonigan protagonizada por Ken Block o Travis Pastrana.

Tras pasárselo en grande, Mate Rimac pone punto y final al vídeo con una sonrisa de oreja: "Espero no ver a muchos Nevera torturados así". Y es que el hiperdeportivo eléctrico acaba prácticamente bañado en fango tras esta última aventura. Peor va ser su destino, así que...

Rimac Nevera, el hiperdeportivo eléctrico de casi 2.000 CV

El Rimac Nevera dispone de cuatro motores eléctricos, uno por rueda, va dotado con el avanzado sistema All-Wheel Torque Vectoring 2 (R-AWTV 2)  y firma los 1.914 CV y los 2.360 Nm de par. Solo 150 unidades de esta bestia parda de cero emisiones verán la luz, cada una partiendo de un precio de base de 2 millones de euros.

Y lo cierto es que duele mucho más verlo empotrándose contra muros en pruebas de choque frontales, laterales o traseras que bajando al barro como lo hace en este estupendo adiós.

En Motorpasión | Raros, exclusivos y absolutamente radicales: los siete superdeportivos herederos del Grupo C que nos dejó la década de los 90 | Supercar Owners Circle, visto desde dentro: espectaculares carreras de aceleración con los coches más absurdamente caros

Temas
Inicio