Compartir
Publicidad

Dolorpasión™: Cuidado cuando circules con tu Bugatti Veyron

Guardar
75 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los que hayan probado el Need For Speed: Shift se habrán dado cuenta de lo difícil que es la prueba del Bugatti Veyron en ¿Nürburgring? (o algo que se le parece mucho). Impresiona la cantidad de golpes que uno se puede dar sin reventar el coche, pero en la vida real, es bastante más delicado.

Ante nosotros tenemos a un Bugatti Veyron que está a punto de salir de un concesionario para dar una vueltecita de prueba. El tráfico es muy intenso y procura hacer la maniobra con cuidado, pero no se fija lo suficiente (hay unos considerables ángulos muertos) y acaba dando un toque a un Toyota Corolla.

“Un arañazo” diréis casi todos, pero cuando hablamos de un coche que supera en cualquier caso el millón de euros, los arañazos siguen siendo muy caros. Se especula que este inocente toquecito puede costar la friolera de más de 20.000 euros, sin necesidad de correr. Esta unidad vale unos 1,6 millones de dólares.

Y no solo dio al Corolla de esa mujer, también rascó los bajos al salir de la acera. Otra operación que puede resultar cara en un coche tan astronómicamente caro. Mejor no pregunto cuánto cuesta un piloto o un retrovisor, que me puedo marear. Esta prueba ha salido cara al concesionario, sí.

Accidente Bugatti Veyron Autobahn
Pero tenemos noticias de otro incidente con un Veyron, ya que este no es muy espectacular. Ocurrió en una Autobahn alemana, cuando este Veyron Grand Sport (no hay ni 40 unidades vendidas) adelantó a un camión de los largos a 200 km/h. Cuando iba a concluir el adelantamiento, algo salió mal.

Otro conductor quiso hacer una maniobra parecida y la velocidad del Veyron resultó excesiva para las condiciones del tráfico, acabó colisionando contra el camión intentando esquivar, forzando al mastodonte a salirse un poco de la calzada, requiriendo una grúa para volver a colocarse en su sitio y rebotando contra otro coche. La lió parda, vamos.

Se especula que los daños de este coche pueden superar los 400.000 euros, incluyendo los daños provocados a otros vehículos. Que sí, que mucho Veyron, mucha seguridad activa y mucha gaita, pero cuando no se puede, pues no se puede. Al menos no hubo que lamentar heridos.

Habría sido peor con otro coche no-Veyron, claro, ya que algo pudo frenar el hombre. Estos coches casi no se pueden ni mirar… si un día te dejan uno y el seguro no te cubre al 100%, replantéatelo, porque como haya que cambiar una piececita de nada, te embargan el coche y la casa (si tienes).

Vídeo | Youtube
Vía | Jalopnik, Top Gear
Fuente | Examiner Tampa Bay, Small World News Service, Policía de Bayern
En Motorpasión | Un Bugatti Veyron para reemplazar a otro Veyron, Dolorpasión™: el Bugatti Veyron que quería cruzar los mares

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos