Compartir
Publicidad
Publicidad

Un niño de 10 años al volante de un Porsche 911 GT3 RS

Un niño de 10 años al volante de un Porsche 911 GT3 RS
Guardar
81 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ésta no es la primera vez que voy a escribir en Motorpasión sobre niños al volante, un tema que siempre crea controversia. Anteriormente ya lo había hecho cuando anuncié que en Holanda se había creado una escuela de conducción para niños de 10 años, o cuando planteé el tema de si se podría o no conducir en España con 17 años (aunque ahí ya no eres tan niño).

Y una vez más vuelvo a recuperar el tema por dos motivos, el primero es que nuestro lector Tronxo nos envía un curioso video dónde se ve a dos chavales de 10 y 14 años conduciendo un Porsche 911 GT3 RS y un Porsche 911 GT3 respectivamente, y lo más destacado del tema es que lo hacen con total soltura.

El otro motivo que me lleva a recuperar este tema, es que esta semana he estado en Suecia por motivos profesionales, conduciendo en un lago helado. Hablando con uno de los monitores de la escuela sueca, me decía que tenía una compañera cuyo hijo conduce como si fuese piloto con tan solo 8 años. ¿Es buena esta precocidad al volante?

Mi opinión es que sí, pero con ciertos matices. Creo que uno, cuanto antes se acostumbra a hacer algo, mejor para él. Lo vemos en los niños que aprenden a esquiar, a nadar o a andar en bicicleta antes que otros. Por norma general y siempre que estén correctamente aleccionados, esta precocidad es buena.

Y considero que con los coches ocurre lo mismo. Un niño que con 10 años sabe conducir un Porsche 911 GT3 RS de lado, reaccionar ante un sobreviraje con un contravolante o frenar en el sitio idóneo antes de tomar una curva, tiene mucho ganado de cara al futuro. Y no lo digo de cara a un futuro como posible piloto, que también, sino como futuro conductor seguro.

Coger un hábito lo antes posible te permitirá enfrentarte a esa situación extrema más veces a lo largo de tu vida, y por tanto la reacción estará más ensayada y habrá menos posibilidades de fallar. Si todos nos hubiésemos enfrentado a situaciones de emergencia como un sobreviraje mil veces a lo largo de nuestra vida, seguro que reaccionaríamos mejor que si solo lo hemos hecho dos veces.

En España por desgracia no se aprende a conducir cuando nos sacamos el carnet de conducir, aprendemos a eso, a sacarnos el carnet. Y conducir bien es algo completamente distinto. Por eso las escuelas de conducción son sin duda el mejor

Si todavía no he conseguido convenceros con mis palabras, os invito a ver el video de Kalle Rovanpera, el hijo del mítico piloto de rallyes Harry Rovanpera conduciendo sobre nieve con solo 8 años.

¿Alguien duda que conducirá de forma más segura cuando tenga el carnet? Yo no lo dudo, igual que no lo dudo con los dos chavales del video de los Porsche. Nos dan envidia, ¿verdad que si?

En Motorpasión | Escuela de conducción para niños de 10 años

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos