Compartir
Publicidad

Los camiones y coches de Volvo se hablarán vía V2V para identificar peligros y reducir accidentes

Los camiones y coches de Volvo se hablarán vía V2V para identificar peligros y reducir accidentes
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El siguiente paso en el que la automoción puede ayudar a reducir el número de accidentes o al menos la gravedad de sus consecuencias es con la comunicación V2V (vehicle-to-vehicle, vehículo a vehículo). A través de los sistemas de comunicación instalados en sus vehículos Volvo va a poner en contacto algunos de ellos a través del sistema Hazard Light Alert.

Más allá de las promesas de electrificación, partir de este mismo año los camiones vendidos por volvo en Suecia y Noruega podrán comunicarse con los coches, compartiendo entre ellos datos de forma anónima. Esta comunicación entre coches y camiones será utilizada por primera vez en la industria automotriz y es el primer paso para reducir los accidentes en carretera desde la nube.

La conexión entre vehículos como herramienta para reducir la siniestralidad

Volvo FL Electric, el camión eléctrico nacido para ciudad

Los sensores y cámaras de los vehículos de Volvo ya son capaces de identificar situaciones de peligro. Esta información se sube al sistema de comunicación de la marca y automáticamente se vuelca en el resto de vehículos que pueden encontrarse con las incidencias previamente registradas.

Así, el sistema de alertas de Volvo podrá compartir con un mayor número de usuarios si dos vehículos van a converger en sus trayectorias, si hay un accidente o un imprevisto sobre la calzada o cualquier otra incidencia que pueda suponer un riesgo para los conductores.

Además los sistemas V2V suponen los cimientos sobre los que se asentarán los futuros coches autónomos, ya que la comunicación entre vehículos será fundamental para que puedan convivir circulando sin la supervisión humana y podrán lograr, incluso, la neutralización de los atascos.

Volvo XC40, prueba contacto

El sistema Hazar Light Alert lleva tiempo probándose en Suecia y Noruega, instalado de serie desde 2016 en los S90, V90, XC90, XC60 y XC40. A estos coches de pasajeros próximamente se unirán algunos modelos de camiones de transporte de la firma para recoger, analizar y compartir un mayor número de peligros potenciales.

"Compartir datos de seguridad en tiempo real basados en nuestra tecnología de seguridad conectada puede ayudar a evitar muertes en carretera", afirmó Malin Ekholm, vicepresidente del Centro de Seguridad de Volvo Cars. "Con más vehículos compartiendo datos de seguridad en tiempo real, más seguras se vuelven nuestras carreteras".

En cambio, en Estados Unidos la administración liderada por Donald Trump ha metido en el congelador la iniciativa de Obama para que todos los coches nuevos equipen sistemas V2V. Al Presidente le parece que supondría un coste demasiado elevado para la industria norteamericana y una carga para la economía nacional.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos