España tiene una décima parte de neumáticos de invierno frente a Europa: solo un 3% de las ventas frente al 30%

España tiene una décima parte de neumáticos de invierno frente a Europa: solo un 3% de las ventas frente al 30%
29 comentarios

La borrasca Filomena ha hecho evidentes varios factores: que España no está preparada para esta climatología extrema y que solo los que están prevenidos 'sobreviven'; vehículos con cadenas o fundas, con tracción integral, banda de rodadura estrecha o aquellos que montan neumáticos de invierno.

Esta última alternativa es la minoritaria en España: según la red de talleres Euromaster los neumáticos de invierno representan en Europa el 30 % de las ventas totales, mientras que en España son sólo una décima parte; apenas un 3 %.

Una opción minoritaria

Neumaticos Invierno

Según Euromaster el neumático está detrás del 30 % de las incidencias mecánicas en invierno, por lo que "el conductor debe optar por una cubierta hecha por y para las condiciones meteorológicas propias de la estación actual".

En España no es obligatorio el uso de neumáticos de invierno como sí ocurre en otros países de nuestro entorno, pero sí es recomendable tenerlos en cuenta si vamos a conducir en zonas frías o con precipitaciones abundantes, ya que funcionan mejor por debajo de 7ºC que un neumático convencional.

Claro que en zonas del centro de la Península, como la ciudad de Madrid, no es habitual que nieve de la forma en la que lo ha hecho, por ello tantos vehículos que no contaban ni con cadenas ni con su alternativa legal, los neumáticos con marcaje de invierno, se han quedado atrapados tanto en calles como en las principales vías de acceso.

Así, este tipo de neumáticos deben instalarse a principios de la temporada invernal y retirarse cuando vuelven a subir las temperaturas, pues pueden degradarse con rapidez (algo que no ocurre con los all season). Lo mejor es guardarlos en un lugar fresco, seco y alejado de la luz solar cuando no son necesarios y volverlos a montar mientras les quede vida útil.

Deben llevar el marcaje 3PMSF (del inglés, 3 Peak Mountain Snow Flake), que se puede reconocer fácilmente: es un copo de nieve rodeado de una montaña de tres picos, y suele ir acompañado de la marca M+S.

M S

Esto significa que el neumático ha sido sometido a pruebas según un método reglamentario normalizado por un laboratorio certificado.

Por su parte, los neumáticos de inverno con marcaje M + S ('mud' + 'snow', en español barro + nieve) indican que el neumático es más adecuado para carreteras con nieve o barro que los modelos estándar, pero no requiere pasar una prueba certificada y depende del fabricante.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas de los neumáticos de invierno. A diferencia de las cadenas, la velocidad no se ve limitada, traccionan mejor a la hora de avanzar y lo más importante: tienen una frenada más efectiva y mantiene la estabilidad en las curvas.

Inconvenientes de los neumáticos de invierno. Además de que tienen un precio superior al de los neumáticos convencionales, presentan un rango de temperatura adecuado para su correcto funcionamiento por debajo de los 7 ºC.

Además es recomendable disponer de dos juegos de llantas para mayor comodidad y que la cubierta no sufra tanto montándose y desmontándose (es decir, dos juegos de neumáticos y dos juegos de llantas).

En Motorpasión | Consejos de mantenimiento del coche en invierno: las revisiones que mejor protegen tu vehículo

Temas
Inicio