Compartir
Publicidad

Dormido y borracho al volante de su Tesla Model S. Esto es lo que pasa cuando le das un Autopilot a un inconsciente

Dormido y borracho al volante de su Tesla Model S. Esto es lo que pasa cuando le das un Autopilot a un inconsciente
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a que Elon Musk ha alertado en repetidas ocasiones que el Autopilot que equipan modelos como el Tesla Model S no es un sistema de conducción autónoma y que requiere de la atención del conductor, un cargo público californiano fue detenido el pasado viernes por circular con este sistema activado mientras se echaba una 'cabezadita'.

Se trata de Alexander Samek, presidente de la Comisión de Planificación de Los Altos (California), que fue elegido para dicho cargo el pasado mes de octubre. Samek se enfrenta ahora a un delito contra la seguridad vial y tendrá que presentarse ante el juez el próximo 4 de enero.

Y es que el bueno de Samek, no sólo circulaba dormido dejando la conducción en manos del Autopilot de su Tesla Model S, es que además estaba literalmente 'durmiendo la mona', ya que tras ser detenido le fue practicada la prueba de alcoholemia en la que dio positivo. De hecho, es por lo que se le juzga, ya que conducir bajo la influencia del alcohol está considerado como delito en el estado de California.

Dejando que un Tesla Model S conduzca por mí

TESLA

Según publica el New York Post, los agentes detectaron la madrugada del pasado viernes 30 de noviembre un Tesla Model S que circulaba por encima del límite de velocidad en la autopista 101 de Redwood City (California). Según fuentes policiales, eran las 3:37 de la mañana y el modelo eléctrico iba a 112 km/h.

Pero lo que parecía un rutinario 'otro conductor que se ha pasado pisando el acelerador', se convirtió en un caso de mayor trascendencia. Primero porque el infractor era un cargo público y segundo porque ni siquiera era consciente de a qué velocidad circulaba.

Los agentes arrancaron el coche patrulla y se situaron tras el Tesla Model S, encendiendo las luces del techo y su pertinente señal acústica para alertar al conductor, pero éste no respondió. Entonces, según relata el oficial Art Montiel, es cuando sospecharon que podría tener el Autopilot activado y, al ponerse en paralelo con el Tesla, es cuando advirtieron que Samek parecía ir dormido.

Tesla Model S y Model X

Para detener el vehículo, un coche patrulla se colocó delante del mismo y comenzó a reducir poco a poco la velocidad para que el Tesla Model S, guiado por el Autopilot, hiciera lo mismo. Otros dos vehículos de la policía se pusieron el paralelo para evitar que escapase, aunque la inactividad del conductor era evidente.

Finalmente, el Model S acabó deteniéndose en el carril derecho y según Montiel, sólo cuando dieron unos golpes en el cristal del conductor Samek se despertó. Tras someterle a la prueba de alcoholemia, los agentes arrestaron a Semek y le trasladaron a la cárcel de San Mateo.

¿Por qué no detectó el Autopilot que el conductor estaba dormido?

Tesla Autopilot

Las reacciones no se han hecho esperar en Redes Sociales: si el hecho de que un cargo público sea detenido por conducir borracho ya es noticia, lo es más si circulaba dormido dejando la total responsabilidad de la conducción en manos de una máquina que, a priori, no está preparada para conducir totalmente de forma autónoma. Y si estamos hablando de Tesla, ya tenemos el combo perfecto.

Así, un tuitero comentaba que la propia noticia se convertía en la promoción perfecta para Tesla sin pretenderlo, ya que tras el episodio no hubo que lamentar males mayores, demostrando el óptimo funcionamiento del Autopilot.

Ese mismo tuit era citado por otra persona que lanzaba el guante a Elon Musk: "Una idea para el Autopilot: si es capaz de detectar si el conductor está consciente o no, también debería detenerse de forma automática si es requerido por la policía". Guante que, obviamente, recogía Musk: "Exacto. La función predeterminada del Autopilot si no detecta actividad del conductor es reducir la velocidad gradualmente hasta detenerse y encender las luces de emergencia. Estamos investigando que pasó en este caso".

Y es que este sistema, en el caso de Alexander Samek, no detectó que el conductor no estaba consciente, por lo que se entiende de que debía estar aplicando algún tipo de presión sobre el volante o bien que, efectivamente, tiene deficiencias a la hora de detectar la atención del conductor.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio