La DGT recuerda las obligaciones de un conductor novel y las multas por no cumplirlas

La DGT recuerda las obligaciones de un conductor novel y las multas por no cumplirlas
4 comentarios

Si te acabas de sacar el carnet de conducir de coche debes tener en cuenta una serie de preceptos que difieren de los aplicados al resto de conductores más experimentados. La DGT los recuerda ahora.

¿Tienen los conductores noveles que circular a una velocidad diferente a la genérica establecida? ¿La tasa de alcohol es más exigente? ¿Con cuántos puntos del carnet se empieza? Repasamos todas las obligaciones que tiene un conductor novel y las multas por no cumplirlas.

Qué es un conductor novel y cómo y hasta cuándo debe llevar la L

Se considera conductor novel a aquel que obtiene un permiso de circulación por primera vez y esta condición tiene una duración de un año. Es decir, que pasado el año desde que se consigue dicho permiso, el automovilista deja de ser novel, aunque aún tendrá que cumplir una serie de obligaciones como veremos más adelante.

La DGT recuerda las obligaciones de un conductor novel y las multas por no cumplirlas

Un conductor novel, durante este primer año, debe siempre llevar puesta y visible en su coche la señal L (V-13) para que el resto de conductores lo identifique.

La L, o señal V-13, debe ser siempre la homologada y proviene del término del inglés learning (aprendizaje), pues se usa la primera letra de esta palabra.

Esta placa muestra la letra L en blanco sobre fondo verde. Además, la superficie debe ser reflectante (nivel 2) y tiene que tener un tamaño de 19,5 cm de alto por 15 cm de ancho, mientras que la letra L impresa ha de ser de 15 cm de alto y 10,5 cm de ancho, siendo el grosor del trazo de 3 cm.

También se exige que la placa sea de aluminio y de 1,4 mm de grosor, o bien, en un material con características similares. E igualmente ha de contar con un borde en relieve a modo de marco.

En cualquier vehículo, la L debe colocarse en la parte trasera y a la izquierda. En el caso de los coches, normalmente se ubica en la luna posterior, para lo que la placa suele ir equipada con ventosas. En el caso de las motocicletas, u otros vehículo que carezcan de luna trasera, pueden llevarla en cualquier lugar de la zona trasera siempre que también sea visible.

Además, hay que tener en cuenta que si durante este primer año se retira el permiso a un conductor novel, una vez lo recupere deberá colocar la L el tiempo restante que quedaba para cumplir el año. Por ejemplo si se lo retiraron a los seis meses, al poder volver a conducir deberá utilizarla otros seis meses más.

No llevar colocada la L cuando es obligatorio supone una infracción leve y se multa con 100 euros, aunque no conlleva la resta de puntos.

Tasa de alcohol de 0,15 mg/l durante dos años

La DGT recuerda las obligaciones de un conductor novel y las multas por no cumplirlas

Pese a que el título de conductor novel tiene la duración de un año, la tasa de alcohol que se aplica a los automovilistas nuevos es inferior durante dos años.

Así, un conductor cuyo permiso tenga menos de dos años de antigüedad desde el momento en el que lo ha obtenido por primera vez (no confundir con las pertinentes renovaciones), tiene aplicada una tasa máxima de 0,15 mg/l de aire espirado. Es la misma que se impone a los conductores profesionales.

Conducir con una tasa más elevada de la permitida siempre se considera una infracción muy grave, aunque dependiendo del valor de la misma lleva aparejada la resta de más puntos o menos del carnet. En el caso de los nóveles:

  • Entre 0,16 y 0,30 mg/l: 4 puntos y 1.000 euros.
  • Más de 0,30 mg/l: 6 puntos y 1.000 euros.

A la misma velocidad que el resto

La DGT recuerda las obligaciones de un conductor novel y las multas por no cumplirlas

Actualmente, los conductores noveles deben cumplir con los límites de velocidad que se aplican al vehículo del que se acaban de sacar el carnet. Es decir, que no tienen que circular a una velocidad diferente o inferior al resto de conductores como sí ocurría antes de 2011, que fue cuando cambió la normativa.

Hay que recordar que los límites de velocidad difieren por tipo de vía o vehículo. En ciudad actualmente los genéricos son de 20, 30 o 50 km/h, tras la entrada en vigor este 2021 de los nuevos límites en vías urbanas.

Por su parte, en carreteras secundarias los coches han de circular a 90 km/h, a excepción de las que tengan separación física entre los dos sentidos de circulación donde se puede ampliar a 100 km/h. Y en autovías y autopistas, los automóviles pueden circular a un máximo genérico de 120 km/h.

Hasta 2011 se obligaba a los conductores noveles a circular a un máximo de 80 km/h en las vías rápidas (convencionales, autopistas y autovías), pero ya no es así. No obstante, hace cuatro años se planteó una reforma para volver a imponerlo, sumado a otras limitaciones para noveles que, de momento, no ha visto la luz.

Las multas por incumplir los límites de velocidad, y que se aplican a todos los conductores independientemente de que sean noveles o no, varían según en cuanto velocidad se exceda el mismo, así como la resta de puntos. Las sanciones oscilan entre los 100 y los 600 euros y los puntos entre ninguno o seis. En este artículo los detallamos uno a uno.

Carnet por puntos

La DGT recuerda las obligaciones de un conductor novel y las multas por no cumplirlas

Por último, cuando un conductor estrena un permiso determinado, ya sea de coche, moto u otro, siempre obtiene un máximo de ocho puntos. Y de nuevo, han de pasar dos años hasta que vea incrementado su saldo de puntos y siempre y cuando no haya cometido infracciones que los resten.

Así, pasados dos años se llega a 12, transcurridos otros tres sin cometer faltas se alcanzan los 14 y, finalmente, otros tres años después se puede conseguir un máximo de 15.

Si un novel pierde parcialmente puntos del carnet durante sus dos primeros años como conductor los podrá recuperar como cualquier automovilista mediante los cursos estipulados para ello. Si pierde todos los puntos durante este periodo el permiso quedará suspendido y deberá recuperarlos igualmente con cursos específicos.

Como ocurre con el resto de conductores, si un novel circula con el carnet suspendido por pérdida de puntos estaría incurriendo en un delito contra la seguridad vial.

Y en su caso, como recoge el Código Penal, está castigado con penas de cárcel de tres a seis meses o con la de multa de 12 a 24 meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Además, también supone una infracción muy grave y se aplica una sanción administrativa de 500 euros y la resta de cuatro puntos.

En Motorpasión | La nueva Ley de Tráfico es inminente: seis puntos por usar el móvil y se mantiene el margen de 20 km/h para adelantar | La DGT quiere que llevemos un nuevo dispositivo más en los vehículos: obligatorio en 2022, pero no para todos los conductores

Temas
Inicio