Compartir
Publicidad

Bolsonaro quiere eliminar los radares de velocidad en Brasil y "devolver al pueblo el placer de conducir"

Bolsonaro quiere eliminar los radares de velocidad en Brasil y "devolver al pueblo el placer de conducir"
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha vuelto a tambalear la opinión pública internacional asegurando que quiere suprimir los radares de velocidad en las carreteras del país. El mandatario paulista ha tachado a los dispositivos de control de velocidad de 'sacacuartos' y ha apoyado su propuesta en la reducción de siniestralidad en los días festivos de Semana Santa, además de defender que "quiere devolver al pueblo brasileño en placer de conducir".

Bolsonaro acudió el pasado domingo 5 de mayo al Programa Silvio Santos, un magazine de variedades televisivo donde hizo estas declaraciones, no exentas de polémica, tal y como recoge el diario brasileño UOL.

Según este medio, no es la primera vez que el presidente ha sugerido quitar los radares. De hecho hace un mes, a sazón de previas declaraciones del gobernante, un juzgado civil de Brasilia solicitó al Ejecutivo que se abstuviera de retirar los radares de las carreteras, requiriendo al gobierno brasileño que presentase estudios que fundamentaran esta propuesta.

Pero ni los análisis técnicos han sido mostrados, ni Bolsonaro ha movido ni una coma su discurso: "Una vez que se cumpla el contrato con los radares ya instalados en las carreteras nacionales, no los vamos a renovar", aseguró en este programa del canal brasileño.

Los radares provocan accidentes

Radares Cascada 1

Si bien la controvertida propuesta aún no se ha hecho efectiva, el gobierno de Bolsonaro ya ha comenzado a trabajar en ello. De hecho, en este programa confirmó que la medida ha sido acordada con el presidente de la Cámara, Rodrigo Maia, aunque necesitará ser validada en el Congreso.

Por otro lado, el dirigente paulista también aseguró ante Silvio Santos que el Ministerio de Infraestructura ya ha rechazado un total de 8.000 solicitudes para la instalación de radares de velocidad.

Bolsonaro afirmó no considerar que haya relación entre controlar la velocidad y la reducción de fallecidos en carretera, recalcando que en Semana Santa, las muertes por accidentes de tráfico descendieron un 11 %. Es más, defendió que muchos accidentes se producen por los propios radares. "El radar extrapoló aquella idea de proteger la vida, pero es un 'tragamonedas'. Por ello, desde principios de año, hemos iniciado este proceso", argumentó en el magazine televisivo.

Bolsonaro quiere quitar los radares de velocidad de Brasil

Unas declaraciones que no van de la mano con la cifras de siniestralidad, ya que, según una noticia publicada también por UOL, en la carretera de la región de São Paulo con mayor número de radares, se ha registrado un 31 % menos de fallecidos en siniestros viales en comparación con otras vías con menos dispositivos de control.

Se trata del tramo que une Río de Janeiro con Santos (SP-55) donde hay ubicados 74 radares fijos. En los últimos cinco años, en los meses de enero y febrero, en esta carretera han fallecido 78 personas. Un número que, si bien no es baladí, es mucho menor que el registrado en la BR-116 (113 muertes) que dispone únicamente de 14 dispositivos.

Más de 40 multas en cinco años

Bolsonaro Formula 1

Todo apunta a que el bueno de Bolsonaro, como conductor y usuario, no es precisamente amigo de las normas de tráfico. Y es que, a finales de abril, el diario Folha de São Paulo publicaba un artículo donde aseguraba que el presidente y su familia, acumulan nada menos que 44 infracciones viales en los últimos cinco años.

El montante de multas corresponde a infracciones cometidas tanto por el propio Bolsonaro como por sus hijos y su mujer, de las cuales más de la mitad, un total de 24, corresponden a sanciones por exceso de velocidad según los registros del departamento de Tráfico de Río de Janeiro.

De las mismas, cuatro fueron incurridas por el presidente, que también cuenta con sanciones por conducir por un carril sólo habilitado para colectivos o por saltarse un semáforo en rojo. Veremos si el órdago lanzado por Bolsonaro para erradicar los radares de las carreteras estatales brasileñas llega o no a hacerse efectivo...

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio