"CUPRA no está sustituyendo a SEAT, está ayudando a que sea mucho más rentable", palabra de Volkswagen

"CUPRA no está sustituyendo a SEAT, está ayudando a que sea mucho más rentable", palabra de Volkswagen
16 comentarios

Después de llenar las portadas en los últimos meses, las informaciones y rumores sobre el posible futuro incierto de SEAT han terminado por colmar la paciencia del CEO del Grupo Volkswagen Herbert Diess, quien ha optado por atajarlos mediante un mensaje en su perfil de LinkedIn.

En el extenso mensaje, Diess comenta que cada vez se enfrenta "a más preguntas sobre el futuro de SEAT", a raíz de las cuales ahora quiere dejar claro que "CUPRA no está sustituyendo a SEAT, está ayudando a que sea mucho más rentable".

Las palabras de Diess en la red social han encontrado el apoyo instantáneo del actual CEO de SEAT y CUPRA Wayne Griffiths, quien en la misma línea ha apostillado asegurando que "SEAT es una marca de volumen y CUPRA es una marca nueva y no convencional entre el volumen y lo premium".

Martorell seguirá, con SEAT o sin ella

Fábrica Cupra

Sin embargo, algunas voces creen que estas declaraciones de Diess parten de un intento interesado por cerrar (o al menos, matizar) un relato sobre el fin de SEAT que él mismo inició.

No en vano, en una entrevista concedida a Expansión a principios de abril el mandamás del grupo germano recalcó que la marca española había sido la única que había perdido dinero en el ejercicio 2021. Ya entonces apuntaba que CUPRA era la clave para impulsar la rentabilidad de SEAT, calificando al nuevo emblema como "la primera idea buena" que recibía a este respecto.

Visto así la rentabilidad o, lo que es lo mismo para el Grupo Volkswagen, ganar más con cada coche producido, es el gran 'caballo de batalla'. Una meta que, como el propio Diess reconoce en su post de LinkedIn, les ha obligado incluso a racionar sus stocks de cables y semiconductores priorizando en Martorell la fabricación de los modelos de CUPRA sobre los de SEAT.

Seat León

Un duro golpe de sinceridad que intenta compensar, a renglón seguido, recordando que la gama actual de SEAT (Ibiza, Arona, León, León ST, Ateca y Tarraco) es la más sólida y completa de su historia. Obviando, por otro lado, que modelos como el León han sufrido destacados recortes en su oferta de acabados.

Asimismo, buena parte del mensaje de Diess se centra en las inversiones ya aprobadas para las fábricas del Grupo Volkswagen presentes en nuestro país. En total el conglomerado alemán invertirá un total de diez mil millones de euros, de los cuales siete mil millones forman parte del proyecto PERTE en el cual participa junto a otras 62 empresas.

El primer resultado de estas inversiones será convertir a España en el segundo núcleo de electrificación del grupo, localizando aquí tanto la producción de baterías (en la futura gigafactoría de Sagunto) como la fabricación de su próxima línea de urbanos eléctricos, en la cual CUPRA tomará parte con un modelo basado en su concept Urban Rebel.

En resumen el futuro de CUPRA (y por ende, de Martorell) parece más que asegurado, dejando a SEAT una dura batalla por delante en la que deberá seguir demostrando lo que ya es 'vox populi': SEAT necesita la buena imagen de CUPRA y CUPRA, a su vez, necesita seguir contando con la tecnología y el 'know how' de SEAT. Dos marcas hermanas que, a pesar de sus distintos perfiles, se necesitan mutuamente.

Temas
Inicio