Compartir
Publicidad

El coche conectado de SEAT quiere hablar con los semáforos usando 5G para ofrecer una conducción más segura

El coche conectado de SEAT quiere hablar con los semáforos usando 5G para ofrecer una conducción más segura
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el marco del proyecto 5G Barcelona, que pretende impulsar la ciudad condal como una de las capitales europeas de referencia en esta tecnología, SEAT y Telefónica han puesto en marcha en el Mobile World Congress la prueba piloto del '5G Connected Car'.

Esta tecnología permite la comunicación entre el vehículo, la infraestructura y el resto de coches, un primer paso para una conducción cooperativa y autónoma.

Los semáforos también juegan su papel

Driving With A Sixth Sense 06 Hq

El vehículo ya está circulando por las calles de Barcelona para recolectar datos y trabajar en el plan de desarrollo de la seguridad durante su conducción.

César de Marco, responsable del proyecto, asegura que gracias a la tecnología 5G el coche ha pasado de transmitir información al conductor a preverla, ya que podrá recibir información del entorno urbano antes de que el ojo humano la pueda detectar.

Driving With A Sixth Sense 03 Hq

¿Cómo? La información se envía a la red 5G y a continuación al sistema del vehículo, que avisará al conductor.

Así, este coche conectado es capaz de detectar peatones, ciclistas y obstáculos y además de comunica con los dispositivos de la infraestructura. Por ejemplo, según explica la firma, los peatones pueden ser identificados a través de sensores de presencia conectados a los semáforos.

Driving With A Sixth Sense 07 Hq

"En el caso de los ciclistas, puesto que se desplazan más rápido, utilizamos otras tecnologías. Se añaden dispositivos electrónicos a la bici y pequeños indicadores a la infraestructura urbana para detectar la presencia de la bicicleta", explica de Marco.

Una de las ventajas que ofrece la tecnología 5G frente a la 4G es su mayor ancho de banda y su baja latencia; es decir, el tiempo que tarda la red en responder a una orden, y eso puede ser muy positivo para el coche conectado, pues rebajará sustancialmente el tiempo de reacción.

Según SEAT, si el ser humano tarda como mínimo 150 milisegundos en reaccionar ante un estímulo externo, con la conectividad 5G se puede bajar a 5 milisegundos.

El 5G forma parte de ambiciosos proyectos de investigación para que esta tecnología guíe a los coches conectados y autónomos del futuro. Se ha erigido como el futuro de las redes móviles, capaz de ofrecer velocidades de vértigo, de mayor calidad y con menos latencia.

De hecho, Europa está desarrollando un corredor 5G para que los coches autónomos no se queden 'sin cobertura'

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio