Compartir
Publicidad

Europa está desarrollando un corredor 5G para que los coches autónomos no se queden 'sin cobertura'

Europa está desarrollando un corredor 5G para que los coches autónomos no se queden 'sin cobertura'
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Diseñar y desarrollar un corredor digital 5G para los coches conectados y autónomos en las carreteras europeas puede sonar a algo demasiado complejo y sobre todo, lejano. Pero si nos ponemos a pensar en ese impás que se produce en nuestro teléfono móvil cuando llegamos a un país distinto al nuestro, todo tiene más sentido.

Durante un breve periodo de tiempo, hasta que establece conexión con el nuevo operador, el móvil no está conectado: es algo que no puede ocurrir con los coches autónomos. Y en eso está la Universidad Politécnica de Valencia, trabajando en un proyecto denominado 5G-Carmen que tiene a la Comisión Europa como socio.

Reducir a 5 milisegundos los tiempos de conexión

Coordinado por la Fondazione Bruno Kessler (FBK) con sede en Trento, Italia, el equipo iTEAM de la Politécnica tiene como objetivo facilitar la movilidad transfronteriza de los vehículos sin conductor. El plan ha recibido una financiación total de 18,5 millones de euros: 14,9 de la Unión Europea, como parte del programa Horizonte 2020 para investigación y Innovación, y el resto de socios industriales del proyecto.

La Unión Europea ha identificado el corredor Múnich-Bolonia como uno de los más importantes para mejorar la movilidad de personas y mercancías en el continente. Esta ruta cubre 600 km de carreteras en tres países: Italia, Austria y Alemania, y como parte del proyecto 5G-Carmen, las tecnologías 5G se desplegarán a lo largo de tramos seleccionados en las regiones fronterizas.

España también forma parte del corredor; recordemos que dos corredores experimentales conectarán España y Portugal, ofrecerán acceso a 5G y funcionarán entre Oporto y Vigo y entre Évora y Mérida.

El objetivo es impedir que el vehículo autónomo y conectado se quede 'sin cobertura' y dar así el salto de la red de radio móvil 4G actual a la 5G. El equipo de la Universidad Politécnica está desarrollando así mecanismos de transmisión más eficientes que permitan una rápida conexión entre las fronteras y que amplíen el alcance de visión del vehículo autónomo para evitar accidentes.

Necesitan que los tiempos de conexión entre los vehículos bajen de los 5 milisegundos, lo que supone un reto ya que hoy en día hay dificultades para llegar a los 100. Con una transmisión de baja latencia, los vehículos podrán reaccionar a tiempo en caso de accidente y llegar a ver donde las cámaras no ven.

Se espera que para 2019 ya se puedan hacer pruebas piloto en las autovías, y el proyecto de extenderá tres años.

Entre los puntos clave de este ambicioso proyecto también se encuentra la seguridad, la gestión avanzada de emergencias, una mejor gestión del tráfico de vehículos... las últimas tecnologías permitirán que los coches 'hablen entre ellos' y con la infraestructura.

Se trata de la comunicación Vehicle to Vehicle (V2V), Car to Car (C2C), que permite a los coches transmitir su ubicación, velocidad, dirección o frenada en un ratio de 10 veces por segundo. Es decir, la base del coche autonónomo. La comunicación Cart o X (C2X) permite por su parte la comunicación del coche con la infraestructura.

España es uno de los pocos países europeos en los que ya es legal circular con coches autónomos de nivel 5. Ya son varios los fabricantes que han efectuado pruebas en nuestro país, siendo el más llamativo el de PSA con un Citroën Picasso que viajó de Vigo a Madrid y de ahí a Francia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio