Compartir
Publicidad
Publicidad

Renault Wind, presentación y prueba en Niza (parte 2)

Renault Wind, presentación y prueba en Niza (parte 2)
Guardar
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al sentarnos en el Renault Wind tendremos una sensación distinta a la de un utilitario normal, y no sólo por su techo. Se convierte en el Renault con la posición de conducción más baja, estamos a 510 mm del suelo. El volante es bastante vertical, 21º lo separan de ser completamente recto. Como dato que ha dado Renault, en un Porsche Boxster se encuentra a 19º.

El cristal queda bastante adelantado, y el pilar A es más ancho de lo habitual, lógico teniendo en cuenta el refuerzo necesario al no tener techo. Esta configuración nos deja dos sensaciones: la primera la de ser un coche bastante ancho para lo que realmente es, y la segunda es una visibilidad algo complicada, como si estuviésemos en un cockpit de coche de carreras.

Otro detalle respecto a sus rivales es que nuestra cabeza queda a bastante distancia del marco del parabrisas, con lo que tenemos una sensación de espacio libre por encima. Es decir, nuestro cuerpo rodeado y nuestra cabeza al aire. De hecho si somos altos nos da la sensación de que está por encima de la línea del techo, aunque al cerrar éste y ver que la conservamos deducimos que estábamos por debajo.

re

El Renault Wind utiliza la platafoma del Clio II/Twingo actual, aunque se ha trabajado bastante en la rigidez percibible, es decir, la estabilidad y aplomo que notamos del coche en curvas. Para ello se han añadido barras de refuerzo en los bajos y en el maletero, por ejemplo.

La consecuencia de todo esto es que nos encontramos un coche bastante estable en curvas, con sensaciones de conducción divertidas y que transmite seguridad al tomar una curva rápido.

Motores del Renault Wind

El Wind puede llevar únicamente dos motores, ambos gasolina y con cambio manual de cinco velocidades, con ESP de serie. El primero es un 1.2 TCe de 100 CV, se trata de un gasolina turboalimentado. El segundo es un 1.6 16V de 133 CV, gasolina atmosférico.

La diferencia de precio entre ambos motores, unos 1.300 euros, no justifica el de potencia superior. Una de las preguntas que hice a los responsables de Renault es por qué no habían optado por un motor quizás no más potente pero sí turbo, sabiendo en parte la respuesta. Por una parte se trataría de un motor que no se ha utilizado en la plataforma, por tanto el coste de adaptación sería mayor. Y por otra parte, confirman mi teoría, el comprador de este tipo de coches se fija tanto en esos detalles. Y claro, si no para eso tenemos el Mégane Cabrio.

Renault Wind

La ventaja del 1.6 es su sonido, aderezado por una cola de escape que lo hace agradable y deportivo. El motor responde bien para esa potencia, aunque tenemos que subirlo de vueltas si queremos respuesta.

Por su parte, el 1.2 TCe tiene una respuesta desde el principio, sin necesidad de revolucionarlo, que lo hace más interesante para un uso urbano.

No me he atrevido a medir el consumo, desde luego no serían las circunstancias idóneas: techo abierto, aire acondicionado puesto, coche a tope de carga (dos personas, claro), carreteras reviradas y los conceptos de conducción eficiente que no cabían en la maleta y se quedaron en casa. Por todo ello mejor nos quedamos con los oficiales: 6,3 litros a los 100 para el TCe de 100 y 7 litros para el 1.6 de 133 CV.

La conclusión de todo esto es que el 1.2 TCe es mucho más recomendable salvo que necesitemos ese extra de potencia para viajar por carretera o autopista. No están previstas versiones diésel ni ninguna versión deportiva RS, al menos mientras siga siendo un coche tan de nicho.

Maletero y capota del Renault Wind

Renault Wind

El Renault Wind tiene un maletero de 270 litros, es decir, casi iguala en volumen al Clio, que cuenta con 288. La desventaja es que es un tamaño más plano y alargado que el de un utilitario, lo que puede significar un problema a la hora de colocar objetos grandes. Las barras de estabilización que lo cierran también le restan algo de versatilidad.

Un detalle a resaltar es que su volumen es constante, da igual que el techo esté puesto o no. La boca de carga es baja, aunque la puerta es bastante pesada al cerrarse debido a que tenemos que luchar con el peso del techo si lo tenemos replegado.

Renault Wind

Además del maletero hay un pequeño espacio detrás de los asientos. Si los llevamos adelantados es posible guardar allí algún objeto pequeño y plano. Además tiene otro hueco portaobjetos detrás de los asientos.

Su mecanismo de techo duro es bastante sencillo comparado con otros modelos, ya que cuenta con una única pieza extra. Se repliega en un tiempo de 12 segundos, con el coche parado (por las pruebas que he hecho parece que no es posible hacerlo en movimiento). Antes de abrirla o después de cerrarla demos girar un cierre manual situado encima del retrovisor interior.

Por último, el Renault Wind viene con un cortavientos (deflector). Es una sencilla pieza de metal y tela con dos fijaciones metálicas, similares a las de los reposacabezas extraíbles. Si está puesto sirve, en teoría, para reducir el ruido aerodinámico y las turbulencias en el habitáculo. En las pruebas realizadas, que ciertamente no han sido exahustivas en este aspecto debido a la falta de tiempo, no noto gran diferencia entre llevarlo o no. Un punto en contra es que no se puede poner o quitar en movimiento. Para el conductor es imposible, y como pasajero conseguí quitarlo pero no ponerlo de nuevo.

Precios y equipamiento del Renault Wind

Renault Wind
  • Renault Wind Dynamique TCe 100 CV: 18.095 euros
  • Renault Wind Dynamique 1.6 133 CV: 19.305 euros

Estos son los precios para España, incluyendo el IVA al 18% y sin descuento promocional, que no habrá por el momento. Tiene las siguientes opciones:

  • Radio CD MP3 4x35w Bluetooth con mandos en el volante y Audio Connection Box: 207,74
  • Climatizador automático y encendido automático de faros y sensor de lluvia: 207,74
  • Cuero Carbón Oscuro con asientos calefactados: 828,52
  • Pack Collection: Techo negro brillante; tirador interior de puertas de cuero; visera de contadores roja; Retrovisores exteriores, rejilla delantera y embellecedores traseros cromados; alfombrillas especiales: 663,95
  • Pintura metalizada: 305,50
  • Llantas de aluminio 17'' Sphinx: 300,00 (de serie son de 16)
  • Rueda de repuesto normal: 41,55

Opcionalmente puede llevar también la integración con el navegador TomTom, aunque con un hándicap importante en este caso. El soporte es de ventosa, y al estar el parabrisas en una posición tan adelantada, el acceso a él y la visibilidad no son demasiado buenas, además de que el cable queda por el medio del salpicadero (se conecta dentro de la guantera para la alimentación y utilizar los altavoces del coche).

Conclusiones

Renault Wind

Como habéis podido comprobar, es un coche al que se le pueden poner muchas pegas, pero ese es el motivo por el que no todos tenemos un cabrio. Está destinado a gente joven que valora el aspecto exterior y la sensación de conducir al aire libre más que el tacto de la palanca de cambios, las prestaciones o el equipamiento tecnológico.

Respecto a sus rivales, comparándolo con una ficha técnica parece más caro que otros rivales como el 207CC. Es el sobreprecio por ser un coche más de nicho y con un diseño más específico, lo que cada uno deberá valorar si compensa o no.

Dentro del hueco que pretende cubrir me parece un producto muy interesante y bien realizado. Le pongo dos pegas: su precio, al menos hasta que no se pueda ajustar algo con descuentos por parte de la marca. Y quizás algún detalle que lo pudiese hacer algo más completo y darle un toque más de personalidad, por ejemplo algún accesorio como un "kit para la playa" con tablas de bodyboard, algún toque tecnológico como integración con algún sistema o, por pedir que no quede, un difusor de agua para la cara.

En Motorpasión | "Renault Wind, presentación y prueba en Niza, parte 1":https://www.motorpasion.com/renault/renault-wind-presentacion-y-prueba-en-niza-parte-1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos