Compartir
Publicidad

La gestación del Renault Mégane R.S. en siete minutos; una bestia francesa con hasta 300 CV

La gestación del Renault Mégane R.S. en siete minutos; una bestia francesa con hasta 300 CV
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque ya fue presentado en el pasado Salón de Frankfurt, aún nos quedan unos cuantos meses hasta que podamos echarle el guante a la última hornada del Renault Mégane R.S.. Dos niveles de potencia con hasta 300 caballos, un chasis específico, cuatro ruedas directrices y mucha experiencia en competición son los argumentos que le avalan.

Se trata como de costumbre en la casa del rombo de un compacto muy deportivo que viene dispuesto a romper los moldes entre sus competidores, y para calentar el ambiente nada mejor que un interesante vídeo explicando su gestación y cuáles son sus argumentos para que el resto de rivales empiecen a temblar.

Dirección a las cuatro ruedas, el arma secreta del Renault Mégane R.S.

Como bien sabes, habrá dos versiones diferentes. Por un lado el Mégane R.S. sacará 280 CV a su motor 1.8 turboalimentado de cuatro cilindros, y por el otro el R.S. Trophy apretará las tuercas a la mecánica hasta los 300 CV. Pero no sólo eso, sino que además el Trophy incorpora cambios sustanciales en el chasis, suspensión específica, diferencial autoblocante...

La potencia no lo es todo, y aunque el nuevo Mégane R.S. se quede un paso por detrás de sus rivales más duros, el comportamiento dinámico será su caballo de batalla. Especialmente con la adopción del sistema de dirección a las cuatro ruedas 4Control.

Renault Mégane RS 4Control

Esta configuración que ya usaba el Mégane GT (y cada vez más coches del mercado) se implementa por primera vez en el mundo de los hot hatch. Con una capacidad de giro de hasta 2,7 grados en las ruedas traseras, bien en el mismo sentido que las delanteras (estabilidad a alta velocidad) o en el sentido opuesto (agilidad a baja velocidad), prometen un comportamiento sumamente efectivo a la hora de trazar las curvas.

Ahora sólo nos falta esperar a que llegue al mercado y ver de qué es capaz frente al crono, especialmente en Nürburgring donde el Honda Civic Type R es, hoy por hoy, el compacto deportivo con tracción delantera más rápido con un registro de 7:43.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos