El nuevo Renault Mégane E-Tech Electric planta cara al Volkswagen ID.3: 400 km de autonomía y más pequeño que un Renault Captur

El nuevo Renault Mégane E-Tech Electric planta cara al Volkswagen ID.3: 400 km de autonomía y más pequeño que un Renault Captur
30 comentarios

Menos de un año después de su revelación en forma de concept car, el Renault Mégane eléctrico va a entrar en producción. Un modelo que declara abiertamente la guerra al Volkswagen ID.3. La gama Renault acoge hoy al Mégane E-Tech Electric, un nombre comercial un tanto largo. A diferencia del propio coche que, aunque no lo parezca en las fotos, no tiene nada de largo, pues es más corto que un Renault Captur.


Este Mégane eléctrico, es mucho más compacto que el modelo actual, pues mide 4,21 m de largo (y un Captur mide 4,22 m). Renault quiso aprovechar al máximo su optimizada arquitectura, pues es un coche diseñado como un vehículo 100% eléctrico desde el principio. De este modo, los diseñadores pudieron prescindir de los engorrosos motores de combustión para reducir el voladizo delantero al mínimo. Y lógicamente han prescindido del voladizo trasero.

En cambio, la distancia entre ejes es generosa. El Mégane E-Tech Electric exihibe 2,68 m de batalla, la misma que el Mégane gasolina actual, aunque al final el eléctrico sea es 15 cm más corto. Por lo demás, el Mégane eléctrico mide 1,78 m de ancho por 1,50 m de alto, dejando ahí constancia de que efectivamente es un crossover.

Pantallas 4K y asistente Google de serie

Renault Mégane E-Tech Electric

A bordo, gracias a la batalla idéntica debería ofrecer un espacio similar al del Mégane actual, a pesar de su compacidad exterior. Además, el suelo, desprovisto de túnel de transmisión como en todos los eléctricos, debería contribuir a dar más espacio que en el Mégane actual. Por otro lado, el volumen del maletero es de 440 litros, frente a los 384 litros del Mégane cinco puertas actual. A priori, es un coche más pequeño por fuera, pero más grande por dentro.

Renault Mégane E-Tech Electric

En cuanto al salpicadero, no tiene nada que ver con las producciones actuales de Renault. Equipa una panel de pantallas en forma de L invertida. Se compone de una pantalla táctil central de 12 pulgadas con una pantalla digital de 12,3 pulgadas, el cuadro de instrumentos. Ambas están separadas por una discreta salida de aire central. Este entorno digital es muy reactivo, según Renault, y cuenta con una pantalla 4K, mientras que Google proporciona el asistente por voz.

Renault Mégane E-Tech Electric

Este Mégane eléctrico inaugura la nueva plataforma CMF-EV de Renault, que concentra el motor y la batería en la parte inferior del piso. A pesar de ser una batería relativamente fina -mide tan sólo 110 mm de altura- esta disposición obligó a los ingenieros a elevar el habitáculo, por lo que su posición es más parecida a la de un SUV. Pero con una altura total de 1,50 m, es sólo 5 cm más alto que el Mégane actual.

Renault Megane E-Tech Electric

La batería de este Mégane es de iones de litio con tecnología NMC (níquel, manganeso, cobalto) en la que se ha reducido aún más la proporción de cobalto. Renault anuncia una densidad energética 20% superior a la de la batería del Zoe, así como un nuevo sistema de refrigeración líquida que recupera el calor liberado por la batería y el motor para calentar el habitáculo en caso necesario.

Una gama de dos motores y dos baterías

Renault Mégane E-Tech Electric

El Mégane E-Tech Electric contará con dos niveles de potencia y capacidad de la batería. La combinación de acceso la conformarán un motor de 130 CV unido a una batería de 40 kWh capaz de recorrer hasta 300 km, en ciclo WLTP. Habrá una versión para flotas de empresas y equipará el el mismo motor de 130 CV, pero con una batería de 60 kWh que promete 470 km de autonomía. Para los particulares, la batería de 60 kWh irá exclusivamente asociada a un motor de 218 CV (0-100 en 7,4 s y 160 km/h de velocidad máxima).

Renault Mégane E-Tech Electric

En cuanto a los tiempos de carga, Renault habla de hasta 400 km de autonomía en conducción mixta recuperados durante la noche (8 horas) desde un wallbox de 7,4 kW de potencia. Otros ejemplos, se podría recuperar 160 km de autonomía para entornos urbanos en 1 hora en un punto de recarga público de 22 kW y hasta 300 km (ciclo WLTP) recuperados en 30 minutos en un punto de carga rápida de 130 kW.

En todo caso, las autonomías y consumos variarán en función del estilo de conducción y de si tiramos de un remolque o no. Y es que el Mégane E-Tech Electric puede tirar de un remolque con frenos de hasta 900 kg.

Por otra parte, en términos de seguridad pasiva, el Mégane E-TECH Eléctrico equipa un acceso a la batería para bomberos, el Fireman Access. Ideado por Renault con la ayuda de los cuerpos de bomberos, se trata de un acceso especial que permite a los equipos de emergencia apagar una batería en llamas de forma muy rápida. Renault habla de contener las llamas en 5 minutos, frente a las 1 o 3 horas de un vehículo eléctrico desprovisto de este sistema.

Renault Mégane E-Tech Electric

Elnuevo Mégane eléctrico, que saldrá a la venta en el primer trimestre de 2022, pretende rivalizar con el Volkswagen ID.3. A nivel técnico, sobre el papel, parece poder hacerle frente. En cuanto al precio, no hay nada oficial, pero se habla de un precio de acceso para el Mégane E-Tech Electric de entre 30.000 y 34.000 euros.

Renault Megane E-Tech Electric
Renault Megane E Tech Electric

En Motorpasión | Probamos el Hyundai Kona Eléctrico, sus 204 CV y autonomía real de 440 km demuestran que hay vida más allá de Tesla

Temas
Inicio