Publicidad

El futuro sistema de carga para coches eléctricos de Renault será por inducción y devolverá electricidad a la red cuando se necesite

El futuro sistema de carga para coches eléctricos de Renault será por inducción y devolverá electricidad a la red cuando se necesite
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Renault ha presentado su tecnología 'Plug and Charge', un sistema de recarga para coches eléctricos bidireccional y por inducción, tanto estática como dinámica, que además permitirá pagar de forma automática, sin necesidad de utilizar ningún tipo de tarjeta de crédito o número de socio.

Para ello, el sistema 'Plug and Charge' utilizará un protocolo encriptado que garantizará la seguridad y que será viable gracias a la adopción de la nueva norma internacional ISO 15110, que regula los protocolos de sincronización entre los vehículos eléctricos y los puntos de recarga.

Es importante resaltar que el sistema es por el momento un mero proyecto en desarrollo de cara a fomentar la movilidad eléctrica en Europa, si bien promete contar con la recarga bidireccional que el Grupo Renault comenzó a probar en marzo de 2019, de forma que la marca francesa seguirá los pasos de otros fabricantes que ya apostaron por esta tecnología, como es el caso de Honda o Daimler , por citar algunos ejemplos.

Dichos sistemas V2G o 'Vehicle-to-Grid' permiten a los coches eléctricos devolver energía a la red, por lo que puede servir de soporte a la red eléctrica para equilibrar los problemas de producción y consumo en tiempo real.

Renault Carga Coches Electricos

En palabras de Renault, "su función es doble: medioambiental porque promueve la electricidad con bajas emisiones de carbono (procedente de fuentes de energía renovables, principalmente a través de energía solar y eólica); y económica ya que consigue abaratar los costes al hacer que la energía esté fácilmente disponible".

El futuro pasa por las carreteras que recargan coches por inducción

Renault Carga Coches Electricos 2

Por otra parte, la recarga inductiva estática, sin necesidad de conectarlo mediante un cable, permite cargar el coche de la misma manera que se hace, por ejemplo, con un smartphone.

El cargador por inducción, no obstante, no es ninguna novedad en el mundo del automóvil. De hecho, el nuevo Renault ZOE ya cuenta con ello, al igual que otros modelos de otras firmas como por ejemplo el BMW 530e iPerformance.

Esta tecnología se basa en el principio de la inducción electromagnética: al hacer pasar una corriente eléctrica a través de una bobina, se crea un campo magnético cuya acción genera otra corriente eléctrica en una segunda bobina, transfiriendo así la electricidad sin contacto físico.

Basta, por lo tanto, con aparcar el vehículo eléctrico con una bobina receptora instalada bajo la carrocería en una plaza de aparcamiento que contase con la bobina emisora integrada en el piso, para que el proceso de carga tuviera lugar de forma automática y sin necesidad de cables.

Pero lo que Renault considera el verdadero futuro de la carga inalámbrica es la carga por inducción dinámica, es decir, las carreteras capaces de recargar vehículos eléctricos mientras circulan, como la que ya se está probando en Suecia. Estará operativa en 2022 para todos los autobuses, camiones, furgonetas y automóviles eléctricos que por allí circulen.

Renault Carretera Carga

Con esta tecnología, el vehículo eléctrico recoge la energía eléctrica generada por inducción mientras se conduce al pasar por las bobinas emisoras, que están integradas directamente en la carretera, lo que aumenta la autonomía sobre la marcha.

Otra gran ventaja es que permitirá reducir la necesidad de utilizar baterías de alta capacidad y, por ende, más pesadas, así como la dependencia de las estaciones de carga.

Cabe recordar que, aparte de los proyectos existentes como la mencionada carretera sueca, Renault también participa en proyectos de investigación para el desarrollo de la carga por inducción dinámica desde el año 2012.

En mayo de 2017, en el marco del proyecto europeo FABRIC, Renault realizó un ensayo en una pista de pruebas habilitada en Satory (Francia), que permitía a dos Renault Kangoo Z.E. recargar sus baterías circulando de forma simultánea a una velocidad de 100 km/h con una potencia de carga de hasta 20 kW.

En Motorpasión | Renault Safrane Biturbo, o cuando Renault recurrió al tuning para enfrentarse a BMW y Mercedes... y le salió mal | El Renault Captur E-Tech Plug-In es un SUV urbano híbrido enchufable con etiqueta CERO

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios