Compartir
Publicidad

Renault comienza a experimentar en Europa con la carga bidireccional en coches eléctricos

Renault comienza a experimentar en Europa con la carga bidireccional en coches eléctricos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los sistemas V2G o 'Vehicle-to-Grid' permiten a los coches eléctricos devolver energía a la red, por lo que puede servir de soporte a la red eléctrica para equilibrar los problemas de producción y consumo en tiempo real.

Son varias las marcas que llevan tiempo probando esta tecnología, como Daimler, Honda o Renault. Precisamente este último fabricante está experimentando en Utrecht (Holanda) con la idea de carga reversible o bidireccional a gran escala, y para ello están utilizando sus Renault ZOE.

Los coches como unidades de almacenamiento de energía

V2g

El fabricante francés asegura que su tecnología de corriente alterna tiene la particularidad de ubicar el cargador reversible dentro de los vehículos, por lo que solo requiere una adaptación que afirma ser sencilla y económica de los puntos de carga existentes.

"La carga alcanza su máximo nivel cuando el suministro de electricidad supera la demanda, mientras que los vehículos también inyectan electricidad en la red durante los picos de consumo", explican.

El programa de pruebas se ha iniciado en Utrecht en un ecosistema desarrollado por la compañía We Drive Solar y en Porto Santo (Portugal) junto con el proveedor de energía Electricidade da Madeira. Le seguirán países como Francia, Alemania, Suiza y Dinamarca.

De momento, se desplegará una flota de 15 vehículos ZOE equipados con este sistema V2G en Europa a lo largo de este año para "sentar las bases del futuro".

Renault afirma que las claves de este sistema de carga reversible se basan en que el coche eléctrico puede servir a unidades de almacenamiento temporal de energía. De esta manera, la red eléctrica optimiza el suministro de energía renovable local y reduce los costos de infraestructura, argumenta.

"Los consumidores disfrutan así de un consumo de electricidad más ecológico y económico y son recompensados (económicamente) por servir a la red eléctrica", aseguran los responsables de la marca francesa.

Pero Renault no es el único fabricante que ya está manos a la obra con la tecnología V2G.

Mercedes-Benz Energy ha estudiado la contribución de los vehículos eléctricos a la red eléctrica y la generación de consumo, asegurando que "los sistemas de almacenamiento de las baterías de iones de litio de los coches eléctricos pueden asumir tareas de las centrales eléctricas a gran escala y hacer una contribución significativa a la estabilización de la red eléctrica y la recuperación del sistema tras un fallo".

Honda

Honda por su parte instaló en 2017 en su centro europeo de Investigación y Desarrollo su primera plataforma de carga bidireccional, mientras que el Nissan LEAF es un coche eléctrico que ya ha nacido pensando en la posibilidad de suministrar energía por ejemplo en escenarios de catástrofe natural.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio