Compartir
Publicidad
Hemos probado el Porsche 911 Carrera T 2018 y te lo contamos en este vídeo
Pruebas de coches

Hemos probado el Porsche 911 Carrera T 2018 y te lo contamos en este vídeo

Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasion

Mañana se presentará en el Salón del Automóvil de Los Ángeles el nuevo Porsche 911, con denominación interna 992. Será la octava generación del coche deportivo más exitoso del mundo. Pero antes de conocer el nuevo 911, es hora de despedirse del anterior, y nada mejor que hacerlo probando en vídeo este espectacular Porsche 911 Carrera T de 370 caballos pensado y creado para los verdaderos amantes de la conducción.

El Porsche 911 Carrera T en vídeo

El Porsche 911 Carrera T se presentó hace poco más de un año como una versión intermedia entre un Carrera 'a secas' y un Carrera S. En la parte posterior del vehículo encontramos el mismo motor bóxer 3.0 turboalimentado de 370 CV que montan los Carrera desde que abandonaron los bloques atmosféricos a mitad de la vida comercial del actual 991.

Menos es más

Esa T que acompaña a su apellido, hace referencia al 911T de 1968, y automáticamente lo convierte en un coche muy especial. En él se aplica la fórmula de que menos es más, y por eso se han prescindido de algunos elementos y se han modificado otros para que la experiencia de conducción sea más pasional.

Porsche 911 Carrera T interior

El Porsche 911 Carrera T tiene unos asientos delanteros específicos, que sin ser baquets, sí que cuentan con un tapizado propio que mezcla la tela y la piel y reducen el peso total en unos 20 kilos respecto a los de un Carrera normal. Además, los asientos traseros hay que pedirlos, ya que de serie no los incorpora.

Tampoco tiene manillas para abrir las puertas desde dentro, en su lugar dos tiras de tela sirven para abrir la puerta. Tampoco llevaría el sistema Porsche Communications Management (PCM) en la consola central, ni la caja de cambios PDK. En esta unidad, forman parte del equipamiento opcional, igual que el techo eléctrico de cristal. Yo hubiese prescindido de todos ellos.

Porsche 911 Carrera T tirador puertas

Otros elementos que desaparecen en el Carrera T son algunas láminas de aislamiento acústico. Así, si nos agachamos a ver los pasos de rueda, veremos con facilidad el color rojo de la carrocería en zonas donde un Carrera llevaría una pieza plástica para proteger e insonorizar mejor el interior.

Es por eso, y por la luneta posterior más delgada de lo habitual, por lo que cuando vas conduciendo un Carrera T todo lo que vamos levantando a nuestro paso se siente más que en otros 911. Las piedrecitas de la carretera retumban en el habitáculo en perfecta sintonía con el sonido de lo escapes deportivos opcionales que tan bien le sientan a esta versión.

Eje trasero direccional, sólo 1.425 kilos de peso

Porsche 911 Carrera T

Mecánicamente el Porsche 911 Carrera T es un tracción trasera, en el que además contamos con diferencial autoblocante mecánico. Cuenta de serie con el chasis deportivo PASM, una altura rebajada 20 mm, y el Paquete Sport Chrono con su consiguiente ajuste de peso.

El eje trasero direccional está disponible en opción, y gracias a el gana estabilidad a alta velocidad y agilidad a baja velocidad. Es algo que no puede llevar un Carrera normal y corriente, y os aseguro que le sienta de maravilla.

Porsche 911 Carrera T trasera

Todo ello, da como resultado un Porsche 911 Carrera T que atesora unos reducidos 1.425 kilos de peso en su versión básica, aunque claro está que esta unidad de pruebas tenía algo de sobrepeso por el completo equipamiento con el que lo habían configurado.

Un comportamiento espectacular

A pesar de ello, su comportamiento ha sido espectacular. Es un coche capaz de engancharte, de hacer que ames conducirlo por encima de todas las cosas. Si le exiges, activando el modo Sport o Sport+, te dará un recital de buen comportamiento y sensaciones deportivas que hacen que no puedas parar de pensar en él.

Porsche 911 Carrera T trasera

Su paso por curva es descomunal, y cuesta mucho entender cómo un coche que teóricamente no está compensado al llevar el motor tan atrás, puede hacer esos pasos por curva tan neutros y perfectos.

Con esta caja de cambios Porsche Doppelkupplung (PDK) opcional, el Carrera T llega a los 100 km/h en 4,2 segundos y pasa de los 200 km/h en 14,5 segundos. Pero más allá de las cifras, tan frías y poco comunicativas, os aseguro que este Porsche 911 Carrera T es la guinda perfecta para la generación 991 del mítico Porsche 911.

Porsche 911 Carrera T lateral espejo

Si tienes los 124.259 euros que cuesta, no se me ocurre una mejor inversión para ese dinero. Porque lo que es seguro, es que el 911 Carrera T mantendrá su valor en el futuro mejor que otras versiones más comunes del 911 Carrera. Y mientras tanto, cada vez que lo conduzcas te dibujará una sonrisa en la cara. Una oda al automovilismo en tiempos de demonización el automóvil.

Foto y vídeo | Pablo Hansa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio