Compartir
Publicidad
Publicidad

KIA Rio, presentación y prueba en Lisboa (parte 1)

KIA Rio, presentación y prueba en Lisboa (parte 1)
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El segmento B (utilitarios) en Europa es el más importante por número de unidades vendidas, y supone aproximadamente entre el 25 y el 27% (la variación es muy pequeña según el año) del total de automóviles vendidos. Lo saben bien todos los fabricantes. Además es en el que hay más competencia (unos 40 modelos diferentes), y esta es más dura (sobre todo por precio).

KIA, fabricante surcoreano que lleva ya casi 20 años en España (desde 1992), es conocedor de esta situación y ha decidido apostar muy fuerte por este segmento con el nuevo KIA Rio, un modelo completamente nuevo que no tiene nada que ver con la anterior generación. El pasado jueves asistimos en Lisboa a su presentación europea (y de paso probamos un par de versiones).

Esta misma semana irán llegando las primeras unidades a los concesionarios de la marca en España, y podréis pasaros a echarle un ojo en persona. Tendrá que lidiar con modelos muy populares en España como el Renault Clio, SEAT Ibiza, Volkswagen Polo o Peugeot 207, entre otros, como por ejemplo el también recién llegado nuevo Toyota Yaris. Si me lo permitís dejadme que os adelante que creo que lo hará en muy buenas condiciones. Os invito a acompañarme a conocerlo más detenidamente.

KIA-Rio-2011-2

Diseño y construcción del nuevo KIA Rio

El jefe de diseño de KIA, el alemán Peter Schreyer, es responsable de la apariencia de este nuevo Rio. Si la anterior generación era muy neutra y un tanto anodina, la nueva generación pretende ser mucho más dinámica y atractiva, con un diseño deportivo a la par que elegante, con una marcada silueta en cuña.

En el frontal destacan sin duda (para bien o para mal) los nuevos faros, provistos de luz de posición diurna (de LEDs en el acabado más alto), proyector principal de lente elipsoidal y luz adicional para giros. La mayor anchura del eje delantero y los pasos de rueda ensanchados sugieren fuerza y una pisada más firme y aplomada.

La línea de cintura es alta, y asciende pronunciadamente hacia la parte posterior, buscando cierta deportividad para el coche. Los espejos retrovisores colocados en el borde superior de la puerta, las ventanillas traseras de menor altura, la luneta posterior inclinada, el alerón trasero integrado, y el falso deflector posterior en el paragolpes, siguen en la línea de la deportividad insinuada y discreta del coche. Los pilotos posteriores también son de LEDs en el acabado más alto.

KIA-Rio-2011-4

No puedo evitar que me parezca un diseño más europeo que oriental, muy probablemente con la intención de ganar ventas en el viejo continente. Las llantas de aleación opcionales de 17 pulgadas, de frente pulido y silueta en negro, aumentan ese carácter deportivo, y le quedan especialmente bien al coche.

Para los más atrevidos también se pueden pedir un par de franjas paralelas de vinilo adhesivo de color blanco. Las llantas normales son de 15”, de acero con embellecedores de plástico o bien de aleación, (o de aleación de 16” en el acabado más alto).

El nuevo Rio solo estará disponible en seis colores de pintura diferentes: Blanco, Negro, y los metalizados Bright Silver (un gris plateado), Signal Red (el bonito rojo de las fotografías), Deep Blue (un azul eléctrico) y Wendy Brown (un marrón bastante elegante del que tendréis varias fotos en la segunda parte de este artículo).

El bastidor y la carrocería están construidos con un mayor porcentaje de aceros de alta resistencia, y aunque es más largo y ancho que el anterior Rio, es algo más ligero, y tiene una mejor aerodinámica. Mide 4,04 m de longitud (cinco centímetros más), 1,72 m de ancho y 1,45 m de alto (es algo más bajo que el viejo Rio).

La distancia entre ejes ha aumentado 70 milímetros hasta los 2,57 m, dejando poco voladizo delantero y trasero. Habrá dos carrocerías, de cinco puertas primero, y unos meses después (para finales de año) de tres puertas. Al menos en Europa no habrá una versión sedán como sucedía con el anterior Rio.

KIA-Rio-2011-3

Interior muy bien acabado y acogedor

El interior se puede elegir en tres colores, negro, beige, y marrón caramelo, que afectarán no solo a la tapicería de los asientos y de parte del panel de las puertas, sino también al frente del salpicadero. Este frente es además acolchado y tiene un tacto muy agradable. El mismo material se emplea en la envolvente del reposabrazos de la puerta, pero no en todo el panel.

Lo primero que uno puede apreciar al entrar dentro del nuevo KIA Rio es la gran calidad de terminación, y la buena calidad visual de los materiales empleados. En general a medida que los elementos se alejan de la vista del conductor, estos son de plástico menos aparente (pero casi no se nota a menos que se toquen o se sea muy observador).

Es muy difícil encontrar un defecto de ajuste o rebaba debida al moldeado de la pieza de plástico (ni siquiera en las rejillas orientables de las salidas del aire). Quien sea muy detallista podrá encontrar alguno, pero en lugares muy discretos. En marcha la sensación de calidad se mantiene, y no percibí ni un solo ruido o vibración de elemento alguno que tuviera holgura o sonara con las irregularidades del firme.

KIA-Rio-2011-5

En mi opinión es una pena que la parte alta del panel interior de las puertas no esté realizada con el mismo material acolchado que el frente del salpicadero. Aunque tal como está realizado, con plástico duro, no tiene mal aspecto, el brillo bajo ciertas condiciones de luz o el tacto, no son todo lo satisfactorios que me hubiera gustado y rompe la continuidad de material acolchado que podría haber habido entre salpicadero y puerta, envolviendo de un modo todavía más acogedor al conductor.

Aún así, conviene recordar que son muy pocos los utilitarios en los que el panelado de la puerta esté acolchado, e incluso en coches de segmento superior, y bastante más caros, como por ejemplo el nuevo Volkswagen Jetta, me he encontrado (decepcionantemente) con plásticos duros. Lo puedo admitir en un coche del precio del Rio, no lo hago en un coche del precio del Jetta.

El volante me ha gustado, es muy agradable de ver y más importante aún, de coger. Tiene sección ovalada y al menos en las unidades de pruebas estaba forrado en cuero (cuando os hable de todas las versiones y precios os lo recordaré, pero os adelanto que las dos versiones más básicas no traerán en cuero ni volante ni empuñadura del cambio).

KIA-Rio-2011-6

El volante tiene también mandos para diferentes funciones (radio, computadora, control de velocidad de crucero, teléfono). Me ha parecido que su disposición es un poco desordenada y además los que están colocados en los radios inferiores no son tan cómodos de accionar.

Uno de los botones que están en estos radios es el que permite cambiar de función en la computadora de a bordo (Trip), y no me ha convencido que esté tan abajo y tenga que desviar la mano derecha de la posición correcta al volante. El arranque del motor se produce mediante botón, ni siquiera hay que introducir la llave en ranura alguna (detecta su código al estar simplemente dentro del coche). Este tipo de arranque me gusta mucho porque es comodísimo.

Cuadro de instrumentos muy legible

El cuadro de instrumentos es de tres esferas analógicas, con una tipografía muy clara y muy legible. En el centro, más grande, se encuentra el velocímetro, y dentro de él una pantalla circular de matriz de puntos activa que muestra la información de la computadora de a bordo. La iluminación de las esferas es blanca, con agujas y pantallas en rojo.

KIA-Rio-2011-7

Aunque lo veáis en las fotos, el sistema de navegación GPS con pantalla táctil a color no vendrá de serie, ni como opción, en los KIA Rio que se vendan en España. Es una pena porque incluía cámara de marcha atrás. Sí vendrá de serie un equipo de sonido radio-CD con mp3, diseñado por Arkamys y que incluye modo Virtual Sound.

El climatizador automático no está disponible en todas las versiones (para las más básicas hay aire acondicionado convencional). Además de dos ruedas giratorias para regular la temperatura y la velocidad del ventilador, los botones son de diseño de cabina de avión. Lo que sí noté es que enfría muy bien el habitáculo (así que varias veces tuve que disminuir la velocidad del ventilador o subir un grado la temperatura, porque notaba frío).

No me ha convencido que sobresalga tanto, ni que sea tan ancho. La rodilla derecha del conductor queda muy cerca del extremo saliente, y aunque no tuve problemas, es probable que si el conductor es bastante alto pueda golpearse contra él. Salvo por eso, el puesto de conducción me ha parecido más que correcto.

KIA-Rio-2011-9

Debajo del climatizador, hay un panel con conexiones varias: un encendedor y una toma de corriente de 12V (o bien dos tomas de corriente con tapa), así como un puerto USB y una conexión de audio tipo mini-jack. Son útiles, pero si hubieran estado ocultas detrás de una tapita, hubieran quedado más elegantes.

Espacioso, cómodo y con un maletero aprovechable

Los asientos delanteros, sin ser deportivos, tienen una buena sujección lateral, y además aportan un buen apoyo lumbar (algo que no siempre está presente). Me han parecido firmes y de dureza media (ni muy blandos ni muy duros) y bastante cómodos. El asiento del conductor se regula en altura, y el volante se regula en altura y también en profundidad, así que es fácil encontrar tu posición óptima.

Según versiones, entre los asientos delanteros puede haber un reposabrazos. Me ha resultado cómodo, y no me ha molestado para nada a la hora de cambiar de marcha. Por cierto, la altura de la palanca de cambios era ideal para mí. El reposabrazos oculta un hueco para objetos. Junto al freno de mano, y delante de la palanca de cambios también hay pequeños huecos para dejar cosas.

KIA-Rio-2011-10-b

En las puertas los huecos son pequeños, casi solo para llevar una botella de agua. La guantera en cambio es bastante grande, está iluminada y climatizada (en el acabado más alto), y su tapa cierra con precisión y firmeza. Las puertas traseras también tienen huecos para botellas (pequeñas) y en los respaldos de los asientos delanteros hay redes portaobjetos.

El espacio interior del nuevo KIA Rio me parece muy satisfactorio dadas sus dimensiones. Hay suficiente anchura delante, y las plazas traseras tienen muy buena altura y anchura, además de un espacio para las piernas razonable (justito, pero correcto, sin que las rodillas me tocaran el respaldo del asiento delantero) en la línea de sus principales rivales.

El maletero es bastante regular y tiene un buen volumen de 288 litros. Los asientos traseros están partidos en mitades asimétricas (60/40) y son abatibles (aunque no quedan del todo planos), pudiendo ampliarse la capacidad de carga hasta los 920 l. Según versiones, debajo de piso del maletero habrá rueda de respuesto o kit reparapinchazos.

KIA-Rio-2011-11

Continuará...

ACTUALIZACIÓN: Ya están publicadas la segunda y tercera partes de este artículo | KIA Rio, presentación y prueba en Lisboa (parte 2) y (parte 3).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos