Compartir
Publicidad
Publicidad

Renault en el Salón de París: cuando los franceses juegan en casa

Renault en el Salón de París: cuando los franceses juegan en casa
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Completamos la lista de novedades del stand de Renault en el Salón de París. Hasta ahora ya hemos visto el Renault Z.E. Concept y el Renault Mégane Coupé, pero hay otra serie de novedades presentadas previamente que merecen dedicarle unos minutos.

Para empezar, el espectacular Renault Mégane Trophy, un Mégane coupé preparado para competir en las World Series de Renault, prueba de ello es su altura: levanta unos pocos centímetros del suelo.

Extremadamente bello y deportivo, apunta maneras para el futuro Mégane RS, para el que todavía tendremos que esperar un poco. Su parte trasera parece haber sido cortada por el difusor, que se eleva hasta la línea de las ópticas. Espectacular en un coche de competición, pero será una de las cosas que no se traslade al RS.

Renault Bee Bop


Renault Bee Bop Concept

Otro modelo mucho menos deportivo, pero el objetivo en este caso es aportar una solución para el reparto urbano. La Renault Kangoo be bop es una Kangoo con la parte trasera recortada, con 3,87 metros de largo. Sólo es 27 centímetros más larga que un Twingo, y unos 15 más corta que un Clio.

Renault Ondelios


Renault Ondelios

El Renault Ondelios es un prototipo de crossover difícil de ver e imposible de fotografiar (por su color e iluminación).

Un diseño rompedor que me recuerda al primer Renault Espace, por su diseño un tanto mastodóntico y por el concepto rompedor de vehículo diferente a lo que se está haciendo actualmente.

Renault Twingo RS


Renault Twingo RS

Creo que me estoy enamorando demasiado de los pequeños juguetes como el Renault Twingo RS. Tienen ese encanto diferente, más de coche de radiocontrol que de superdeportivo. Si existiesen los circuitos urbanos por las ciudades, y me diesen a escoger entre un superdeportivo en circuito grande y uno de estos juguetes para callejear por calles estrechas, me lo pensaría mucho.

Su interior es sencillo pero con bastante calidad, y algunos detalles como los pedales con dibujos le dan un toque de alegría muy interesante. A sus asientos les doy una nota muy alta, por agarre, comodidad y sobre todo por diseño, combinando un gris oscuro con los colores de Renault Sport: otro gris más claro y el amarillo.

En Motorpasión | Renault Mégane Trophy, directo a las pistas, Renault Kangoo be bop, la furgoneta compacta, Renault Ondelios, un crossover diferente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos