Kun Agüero aún se acuerda de su Lamborghini Aventador: "Es el coche más al pedo que compré en mi vida"

Kun Agüero aún se acuerda de su Lamborghini Aventador: "Es el coche más al pedo que compré en mi vida"
6 comentarios

Una cuenta bancaria para hacerse con cualquier capricho va de la mano con ser futbolista de élite. Y eso incluye superdeportivos de cientos de miles de euros, si no millones. Kun Agüero no es una excepción, aunque él prefiere "las camionetas".

El argentino, a nada de poder ver a la albiceleste alzarse campeona en el Mundial de Catar si consigue batir a la Francia de Mbappé, ha rememorado algunos de sus coches en un vídeo que ha subido a su canal de Youtube. Y de nuevo son todo lindezas para su Lamborghini Aventador. Spoiler: no.

Un arrepentimiento muy caro: "Para qué quiero esta mierda"

El vídeo se titula "Así me compré mi primer Lamborghini", aunque en realidad habla de varias monturas de altos vuelos que ha tenido a lo largo de su carrera. Al parecer, por presión social. "Me gustan los coches, pero yo soy más de camionetas".

El caso es que sus compañeros le instaron a "comprarse un coche bueno", que a él le "chupaba un huevo" pero acabó pasando por el aro porque "le cargaban" con lo de "no tener un buen coche". Así, su primer superdeportivo fue un Aston Martin, que escogió por verlo en una película de James Bond de la era Craig. Aún jugaba en España, en el Atlético de Madrid.

El caso es que al bueno del Kun parece que le gusta escoger coche por película que ve. Ya estando en el Manchester City, se atrevió a dar un nuevo paso: Ferrari o Lamborghini fue su diatriba.

Le sacó de dudas 'El caballero oscuro: La leyenda renace', la tercera entrega de Nolan con Christian Bale bajo la máscara. Efectivamente, se compró el Lamborghini Aventador de marras. "Quiero que lo hagan igual que el de Batman", comentó a Ad Personam.

Así, en 2015, le entregaron un Aventador en negro mate y con llamativas llantas en naranja, que no era exactamente el traje del de Bruce Wayne en aquella película: para las tonalidades más bien se inspiraron en el de Barris.

El caso es que a Sergio Leonel Agüero no le gustó nada este Lamborghini, así que apenas lo usó mientras estuvo en sus manos. "El coche se movía mucho, rebotaba", explica, señalando que le pedía ir más rápido. Pero los límites de velocidad de Manchester son los que son. "Para qué quiero esta mierda".

Pronto acabó por comprarse un Ferrari GTC4Lusso, que sí que fue de su agrado y le hizo muchos más kilómetros. Al Aventador, solo lo rodó durante unos 1.400 km los seis años que lo tuvo. En entrevistas anteriores ya se ha referido a su Lambo, comentando que lo dejó olvidado optando por otras monturas como el cavallino. "Ahora lo único que hace es cagarse de frío por la lluvia. Tiene telarañas y todo".

Kun Aguero vende su Lamborgini Aventador

Finalmente acabó vendiéndolo, y a un precio no muy elevado, pese a que llevaba el cartel de haber pertenecido a una estrella del balompié: 222.000 euros. Se deshizo de él en 2021, cuando puso rumbo al FC Barcelona antes de retirarse prematuramente.

En esta divertida charla, Agüero también comenta con pelos y señales el golpe que tuvo con un camión de basura a los mandos de su Range Rover allá por 2019, dejando parte del lateral y el frontal destrozados, además de la rueda.

Tres mujeres le salvaron de que no le quitaran el carnet de conducir al advertirle de que no se fuera del lugar del accidente, pues tenía prisa por llegar al entrenamiento. Y es que se hubiera traducido en darse a la fuga, como dicta el código de circulación británico.

Pese a aquel incidente, el argentino tiene mucho más cariño al de Jaguar Land Rover que a su ex Aventador. Y a cualquiera de los coches que ha tenido, al parecer.

Temas