Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Es posible que un móvil acabe en el compartimento del airbag? Otra historia que nos trae el caso Takata

¿Es posible que un móvil acabe en el compartimento del airbag? Otra historia que nos trae el caso Takata
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta es una de esas historias que, cual bola de nieve rodando, se va haciendo más grande a medida que avanza. Alex Tom es un chico normal cuyo Subaru Forester es llamado a revisión por llevar un famoso airbag Takata con altas probabilidades de explotar y causarle lesiones. Cuando se procede a su sustitución, el mecánico le comunica que han encontrado un iPhone en el compartimento, lo que lleva al protagonista a comenzar un minucioso trabajo de investigación.

Aquí empieza una curiosa trama que ha ido implicando a más gente de la que Tom hubiera imaginado en un principio. Como era de esperar, no pudo desbloquearlo, pero un misterioso y difuso cantante aparecía en el salvapantallas. Un entretenido misterio en el que hasta el director de Comunicación de Subaru se vio envuelto, haciendo patente que un olvido se puede transformar en un problema de seguridad que lleve a una marca a hacer una declaración oficial.

Lo que el olvido puede hacer

Como decíamos, todo comenzó con el airbag del copiloto del Subaru de Alex Tom. Al ser reemplazado, le comunican que en su compartimento habían hallado un iPhone, y nuestro protagonista, muerto de curiosidad, escribe una llamada en Facebook al dueño del mismo que atrae la atención de mucha gente:

"¿Has (a) conducido mi coche y (b) misteriosamente perdido un iPhone en los últimos 5 años o así? [...] Si este salvapantallas te resulta familiar, házmelo saber".

Captura Fb

Como era de esperar, el teléfono no tenía batería cuando es encontrado, así que Alex Tom procede a comprar un cargador y al encenderlo, encuentra el salvapantallas de un difuso cantante con fecha sábado, 3 de enero y en modo avión. Los interrogantes comenzaron a surgir, claro. El último sábado 3 de enero había sido en 2015. ¿Se trataba del móvil de algún mecánico que había estado trabajando con su coche?

Subaru Gato

Entonces sus amigos le recomiendan conectarlo al ordenador y descubren que su dueño es un tal "Sully" y que alguien llamada "Bonnie" le ha escrito un mensaje acerca de ir a Yosemite. Y lo más importante, descubren la temperatura que el móvil capta en ese momento. Los usuarios de Facebook comienzan a aportar sus (extrañas) teorías, que van alimentando este misterio.

Si un móvil puede acabar en el compartimento del airbag de un vehículo, ¿saldrá disparado al activarse? ¿Es posible?

Gracias a un usuario que seguía con interés el misterio, se resuelve todo: Alex Tom conoció al dueño del iPhone en 2014, pero se había olvidado de su existencia. Sully y él se dedicaban hace tres años a hacer rutas guiadas de rafting en un club llamado Sierra. En un viaje entre el 21 y el 22 de junio, Sully perdió el Iphone en el ya famoso Subaru.

Hallazgo

Pues... no era el compartimento del airbag

El dueño del móvil, Sullivan, sale entonces de anonimato y lo explica todo, entre otras cosas que puso el móvil en la guantera para que no se lo robaran, y que el misterioso cantante del salvapantallas es una cantante, compositora y guitarrista estadounidense llamada Kina Grannis.

Aún queda una gran incógnita sin resolver: ¿Cómo puede acabar un móvil en el compartimento del airbag? Si hay objetos que se pierden en su interior, ¿saldrán disparados al activarse en airbag? ¿Por qué si se perdió en el verano de 2014 tiene fecha de enero de 2015?

Airbag Takata

Aunque Alex Tom se dirigió a Apple para obtener respuestas técnicas al misterio sin recibir respuesta, el Huffington Post sí obtuvo un revelador (y tranquilizador en materia de seguridad) comentario del director de Comunicación de Subaru, Michael McHale:

"Donde el Iphone fue encontrado no es "el compartimento del airbag", es solo la bandeja interior que hay debajo del airbag. Parece que cayó por detrás de la guantera. Si el airbag hubiera saltado, el teléfono aún habría estado en la bandeja [...]. No había causado la desconexión del airbag ya que el cableado está bien escondido y fuera del camino de nada que caiga y pueda interferir con él y dañarlo".

Airbag

McHale añade que, básicamente, es lo mismo que ocurre con los calcetines cuando pones la lavadora. Cuando llenas demasiado la máquina y la ropa comienza a girar, el calcetín pasa por encima del tambor y cae dentro de la máquina. Aclarado el tema de la seguridad de las guanteras de Subaru, podemos dar por concluida la trama.

Así que cuidado con lo que se mete en la guantera pues, cual agujero negro o lavadora, puede hacer desparecer algún que otro objeto. Eso sí, de no haber sido por un Subaru Forester de 2009 provisto con un airbag Takata defectuoso, esta historia jamás habría tenido lugar.

Vía | Huffington Post
En Motorpasión | Takata se declara culpable por el caso de los airbags defectuosos pero, ¿son los fabricantes víctimas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos