Compartir
Publicidad

Porsche se lleva unas 24 Horas de Le Mans que tenían el nombre de Toyota

Porsche se lleva unas 24 Horas de Le Mans que tenían el nombre de Toyota
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando el Toyota número #5 parecía que tenía todo de cara para sumar su primera victoria en las 24 Horas de Le Mans 2016, Kazuki Nakajima informaba al equipo de que no tenía potencia en su coche. Mientras que el Porsche #2 se acercaba, el equipo asiático hacía todo lo posible para evitar lo invitable. Nakajima se quedaba parado en la recta de meta, el Porsche #2 le superaba y tras una sola vuelta más, cruzaba la bandera a cuadros como Campeón de las 24 Horas de Le Mans.

El prototipo número #2 de Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb subía a lo más alto del podio mientras que Toyota se tenía que conformar con ver al #6 de Stéphane Sarrazin, Mike Conway y Kamui Kobayashi en la segunda posición. Audi salvaba los muebles con la tercera posición del coche número #8 de Lucas di Grassi, Loic Duval y Oliver Jarvis a pesar de los problemas de fiabilidad.

La 84º edición de las 24 Horas de Le Mans daba inicio tras el safety car. Las fuertes lluvias que habían azotado al circuito en los últimos días volvían a descargar y, a pesar del buen drenaje del trazado de La Sarthe había mucha agua en pista y dirección de carrera optó por garantizar la seguridad de los pilotos. Brad Pitt daba el banderazo de salida a la carrera, en esta ocasión, desde el centro de la pista.

El coche de seguridad tardaba más en marcharse de lo que a algunos le hubiese gustado. Muchos pilotos comentaban que los comisarios habían sido excesivamente conservadores porque la pista estaba en condiciones de rodar mucho antes de que el safety car dejase vía libre.

Parrilla Le Ams

Los Porsche, que partían en las dos primeras posiciones, no tardaban en ceder la primera posición al Toyota número #6 pilotado por Mike Conway aún con el neumático de lluvia que varios pilotos de otras categorías ya habían cambiado por unos intermedios. El primero en entrar de los LMP1 era Audi.

Antes de calzar ya los compuestos de seco los dos Toyota lideraban la carrera por delante de los Porsche. Ambos cedían la posición al Audi de Lotterer cuando entraban a boxes pero no le duraba a mucho tiempo la primera posición. El equipo alemán se veía obligado a meter su coche número #7 en el garaje **con problemas en el **turbo. Algo sorprendente cuando habían pasado menos de hora y media de carrera. Veinte minutos tardaba el Audi en regresar a pista.

Tras la sorpresa, Porsche recuperaba la cabeza de carrera. La igualdad con los Toyota era máxima en este punto. La marca japonesa conseguía estirar sus paradas en boxes más que las de sus rivales pero un pinchazo en el #5 les obligaba a hacer una parada de más para cambiar neumáticos. El Audi #8 se colocaba en tercera posición aprovechando los problemas en el coche de Davidson.

Hacia las nueve de la noche, el Toyota #6 conseguía mantenerse líder por delante del Porsche #1 tras pasar por boxes. El primer safety car de la carrera salía poco antes de la media noche por la presencia de aceite en las curvas Porsche. En ese punto, el coche número #1 tenía problemas y el equipo tenía que meterlo en el garaje para solucionar los incidentes recién surgidos. La presencia del coche de seguridad jugaba en su favor pero aún así, perdían varias posiciones. El Toyota #5 también aprovechaba para cambiar el morro. Tras la retirada del safety car los dos TS050 se ponían al frente.

Parada Boxes Toyota

Minutos antes de las tres de la mañana el Audi #7 se quedaba parado en pista. A pesar de que conseguían reiniciar el sistema, se veía obligado a volver al box. Después de los problemas del inicio en el otro de sus coches, los mecánicos de Audi se ponían nuevamente manos a la obra.

Había amanecido ya en Le Mans cuando un nuevo coche de seguridad agrupaba nuevamente a los dos Toyota, #5 y #6, y al Porsche #2. A cuatro horas del final el Porsche #2 conseguía llegar hasta el Toyota después de un complicado tercer stint de Sébastien Buemi, que se confesaba culpable. El cansancio había hecho mella en el expiloto de Red Bull y el tiempo por vuelta no había sido el deseado. Ya con Antonhy Davidson en el #5, el Toyota volvía a recuperar la primera posición que mantendría hasta el final del evento.

En Porsche no tiraban la toalla y seguía presionando al líder hasta diez minutos antes del final cuando optaban por entrar a boxes a cambiar de neumáticos para evitar problemas de última hora y asegurarse la segunda posición. Todo parecía indicar a que Toyota iba a conseguir su ansiada victoria con Kazuki Nakajima al volante. Un piloto japonés ganando para un equipo japonés hasta que de pronto, algo sucedía.

A tres minutos del final cuando todo el mundo ya daba a Toyota por Campeón, Nakajima advertía por radio que no tenía potencia. En el equipo no se lo podían creer pero el nipón no conseguía recuperar potencia a pesar de los intentos de los ingenieros por la radio. Los que tampoco podían creérselo eran los pilotos y personal del equipo de Porsche que se frotaban las manos.

El prototipo número #2 de Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb cruzaba la línea de meta en primera posición en medio del revuelo ocasionado. Segunda e inesperada victoria consecutiva de Porsche en las 24 Horas de Le Mans tras el fracaso absoluto de Toyota que, a pesar de conseguir un meritorio segundo puesto, pasarán a la historia por aquello que pudo ser y no fue.

En LMP2 el triunfo se la ha llevado el Alpine A460 del Signatech Alpine con Gustavo Menezes, Nicolas Lapierre y Stéphane Richelmi a los mandos por delante del Oreca 05 del G-Drive Racing de Romain Rusinov, Will Stevens y René Rast; y del BR01 del SMP Racing de Vitaly Petrov, Victor Shaytar y Kirill Ladygin.

El Oreca 05 del equipo Manor no conseguía terminar la carrera después de los los múltiples incidentes sufridos en su prototipo. Cuando Roberto Merhi se bajaba del coche tras su primer stint lo hacía en la primera posición de su categoría. El castellonense conseguía encadenar una serie de vueltas rápidas que le servían para destacar frente a sus rivales.

Sin embargo, sus compañeros de equipo Matthew Rao y Tor Graves no estaban tan acertados. Después de alguna que otra salida de pista, llevarse por delante un bolardo y otros problemas varios, el equipo optaba por retirar el coche.

La victoria en GTE Pro ha sido para Ford en su vuelta a las 24 Horas de Le Mans. El #68 de Joey Hand, Dirk Müller y Sébastien Bourdais conseguían imponerse al Ferrari de Giancarlo Fisichella, Toni Vilander y Matteo Malucelli. La tercera posición de la categoría era para el otro de los Ford del Ganassi Team USA, el número #69 de Ryan Briscoe, Richard Westbrook y Scott Dixon. El Chevrolet Corvette C7.R del equipo Corvette Racing de Antonio García era séptimo de su categoría.

En los amateur, dos dos primeros puestos han sido para los Ferrari 458 Italia de Scuderia Corsa y AF Corse. La victoria ha sido para Williams Sweedler, Townsend Bell y Jeffrey Segal seguidos por François Perrodo, Emmanuel Collard y Rui Aguas. Al tercer puesto del podio han subido Khaled Al Qubaisi, David Heinemeier Hansson y Patrick Long con el Porsche 911 RSR del Abu Dhabi-Proton Racing.

Más información | Resultados completos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos