Publicidad

Hemos conocido el MINI Electric: el coche eléctrico que llegará en 2020 con 184 CV es tan MINI como siempre
Mini

Hemos conocido el MINI Electric: el coche eléctrico que llegará en 2020 con 184 CV es tan MINI como siempre

Publicidad

Publicidad

Hoy hemos tenido ante nosotros por primera vez el MINI Electric o MINI Cooper SE, el primer coche eléctrico de producción de la marca británica. Es casi idéntico a la vista a un modelo de gasolina o diésel y estas han sido nuestras primeras impresiones.

Por lo general, la llegada del primer modelo 100% eléctrico a una marca de coches supone una revolución tanto a nivel de producto como de desarrollo. Las marcas quieren innovar tanto que incluso llegan a contratar a personal concreto y a montar equipos de trabajo específicos para el desarrollo de estos modelos.

Les dan una premisa: que el nuevo coche sea revolucionario. Para asegurarse que trabajan en un entorno aséptico, en los casos más extremos les separan por completo del resto de equipos que trabajan en los coches convencionales, para que puedan desarrollar sus ideas sin estar influenciados por lo tradicional.

MINI Electric y BMW i3

Así, un Volkswagen ID3 no tiene apenas nada en común con el resto de la gama Volkswagen más allá del logo, o un BMW i3 tampoco lo tenía en su momento con el resto de la gama BMW cuando se lanzó al mercado en el año 2013.

Un MINI más en muchos sentidos

En MINI han hecho justo lo contario con su primer coche 100% eléctrico, que no es otro que este que hoy nos ocupa, el cual ya hemos tenido ocasión de ver, tocar y sentir en una primera toma de contacto, todavía estática.

MINI Electrico frontal lateral

El MINI Cooper SE o MINI Electric sigue siendo un MINI de 3 puertas en casi todos los aspectos. Me refiero a que no han desarrollado desde cero un coche nuevo, sino que han cogido el modelo de raíz de la marca y lo han adaptado a la electrificación.

El nuevo MINI Cooper SE o MINI Electric mide los mismos 3,84 metros de largo del MINI convencional, tiene el mismo ancho (1,72 m.) y el mismo alto (1,43 m.).

MINI Electric lateral

Lo que sí han conseguido gracias a la disposición de las baterías es dotarle de una altura libre al suelo 18 milímetros superior, a pesar de que, debido también a las baterías, el centro de gravedad es 30 milímetros más bajo que el del Cooper S.

Al contrario de la tendencia en otros eléctricos que circulan ya por nuestras calles, en este se siguen usando unas ruedas de dimensiones convencionales. Están disponibles con llantas de 16 a 18 pulgadas dependiendo del nivel de acabado y las opciones elegidas.

MINI Electric llanta

Aunque hay algunas llantas que tienen diseño específico y exclusivo para esta versión eléctrica, sus dimensiones de diámetro y ancho son las mismas que podría llevar cualquier otro MINI con llantas de 16 a 18 pulgadas, y por tanto puede usar neumáticos convencionales.

Producido en la planta de Oxford (Inglaterra), el MINI Electric sí que cuenta con pequeños detalles específicos que solo si te fijas mucho permiten diferenciarlo del resto de hermanos de la gama.

MINI Electric frontal lateral

Son la parrilla delantera cerrada con una línea decorativa en amarillo y el logo E que simula un enchufe, el mismo que encontramos en el MINI Countryman E-Hybrid. Las carcasas de los retrovisores tienen una forma ligeramente distinta, el logo 'MINI Electric' en relieve en las aletas delanteras o en el portón posterior son los elementos que destacan.

Lógicamente desaparece cualquier tipo de salida de escape, así el paragolpes trasero es completamente nuevo respecto a los de otros modelos de combustión. Lo que sí han mantenido, es la entrada de aire en el centro del capó, aunque en esta versión es ficticia y está tapiada, ya que no tiene función más allá del puro ornamento estético.

MINI Electric toma carga

Para terminar de hacer difícil su identificación a simple vista, la toma de carga se integra en el mismo punto donde los MINI convencionales llevan la toma de llenado del depósito, en el lateral posterior derecho del coche.

Salvo una nueva pantalla, no hay cambios en el interior

En el interior se ha aplicado la misma filosofía que en el exterior, los cambios respecto a un MINI convencional hay que buscarlos. La disposición de todos los mandos es idéntica a la de los MINI, la habitabilidad también y solo hay un elemento específico en este.

MINI Electric pantalla

Es la pantalla de 5,5 pulgadas que se sitúa detrás del volante, la cual permite ver información como la velocidad, la autonomía eléctrica restante y el nivel de carga, el modo de conducción que llevamos seleccionado, algunas indicaciones del sistema de navegación, hora a la que se estima finalizará un proceso de carga activo y los mensajes de advertencia que nos quiera enviar el vehículo.

Ha desaparecido el freno de mano mecánico y ha dejado paso por primera vez en un MINI de este tamaño a freno de mano eléctrico

Las baterías van dispuestas en una posición bastante curiosa, ya que están en el suelo entre ambos asientos delanteros y bajo los posteriores, haciendo entre ellas una forma de letra T. Son 12 módulos de 8 celdas cada una capacidad de 32,6 kWh.

MINI eléctrico interior

No hay ningún cambio en cuanto a habitabilidad, el MINI Electric es idéntico a un MINI 3 puertas convencional como lo es cualquier modelo convencional. Tampoco cambia la capacidad del maletero, que además sigue teniendo el doble fondo y sus ajustados 211 litros declarados.

184 CV para modular con un solo pedal

Bajo el capó delantero no hay más que un motor eléctrico de 135 kW ó 184 CV y 270 Nm, con una transmisión de una marcha que envía la fuerza al eje delantero. Se trata de una cifra de potencia muy cercana a la de un Cooper S con sus 192 CV.

MINI Electrico motor

El peso del conjunto es de 1.440 kilos, lo cual, si lo comparamos con un Cooper S con idéntica carrocería y transmisión automática, supone 125 kilos de sobrepeso. Sigue siendo un coche ligero y quienes lo han conducido, aseguran que mantiene ese característico tacto “go Kart feeling” del que tanto hemos hablado.

Aunque las cifras no son definitivas, anuncian una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, mientras que la velocidad máxima está limitada a 150 km/h. Según ciclo WLTP, el MINI Electric declara una autonomía de 234 km.

Por sus rangos de autonomía, claramente es un coche de uso urbano e interurbano. Si quieres viajar, este no es el coche adecuado

Para ello cuenta con cuatro modos de conducción. A los tradicionales Sport, Mid y Green, se une ahora un Green+ específico para este modelo 100% eléctrico, en el cual la entrega de potencia es más suave para maximizar su rango de uso.

MINI Electric

Además, como buen coche eléctrico cuenta con dos modos de frenada regenerativa. El modo menos perceptible es el normal en el que al soltar el acelerador el coche ejerce cierta fuerza de frenado, con una intensidad de 0,11G.

El otro modo, es en el que más regenera gracias a una intensidad de 0,19G y según nos han anunciado, en este segundo modo se podrá conducir el coche haciendo uso solamente del pedal del acelerador como se hace en un BMW i3, ya que el coche llega a detenerse por completo y solo reemprenderá la marcha a base de acelerador.

Tiempos de carga

MINI Electrico toma carga

MINI ofrece tres tipos de Wallbox de carga, los cuales tienen un precio que parte de los 1.000 euros del más sencillo. Es interesante también destacar que los mismos se pueden incluir en los modelos de financiación del coche.

La batería de 32,6 kWh dispone de serie de una toma de carga rápida. Los tiempos de recarga obviamente dependen del tipo de toma de corriente. Con un cable de carga convencional a 2.3 kW tarda 12 horas en cargar hasta el 80%.

MINI Electrico indicador de carga

Si pasamos a un punto de carga Wallbox o público con 11 kW, el tiempo de carga se reduce a 2,5 horas para alcanzar el 80%. Puede cargarse con potencias de hasta 50 kW con un cable opcional, y en este caso solo necesitaría 35 minutos para alcanzar ese 80% de carga.

Cuatro niveles de equipamiento

El nuevo MINI Electric llegará con cuatro niveles de equipamiento y dentro de cada uno de ellos habrá algunas opciones para elegir la configuración de llantas, color de carrocería y pocas cosas más para que el proceso de configuración sea más sencillo.

MINI Electric 2

Como si de prendas de ropa se tratase, los niveles se escalan en S, M, L y XL. El equipamiento más básico ya incluye cosas como los faros LED, llantas de 17 pulgadas, climatizador bi-zona, sistema de navegación, control de crucero activo o asientos deportivos entre muchas otras cosas.

El acabado M, además de todo lo incluido en el básico añade otras cosas como llantas de 17 pulgadas, acceso y arranque sin llave, asientos delanteros calefactados, cámara de marcha atrás, PDC trasero y el paquete de seguridad activo Driving Asistant.

MINI Electric frontal

El nivel L añade a todo lo anterior los asientos de cuero, las molduras interiores retro iluminadas, sistema de sonido Harman Kardon, head up display, carga del móvil inalámbrica o el asistente de aparcamiento.

El nivel más alto es el XL que riza el rizo con cuero de la más alta calidad MINI Yours, techo de cristal panorámico o el volante deportivo de cuero.

Precios de la gama MINI Electric para España

MINI Electrico

Estos son los precios de la gama MINI Electric para España dependiendo del nivel de equipamiento elegido:

  • MINI Electric S – 33.950 euros
  • MINI Electric M – 36.900 euros.
  • MINI Electric L – 39.000 euros.
  • MINI Electric XL – 41.000 euros.

Se empieza a fabricar el día 1 de noviembre en Oxford (Inglaterra) y las primeras unidades comenzarán a entregarse a partir del día 7 de marzo de 2020.

Mientras llega ese momento, los clientes que se han animado a poner los 1.200 euros reembolsables de la pre-reserva, podrán ver por primera vez el coche en persona durante esta semana, aunque no podrán conducirlo ni hacer una prueba dinámica todavía.

En Motorpasión | El Volkswagen ID.3 frente a sus rivales: los coches eléctricos 'accesibles' que están por llegar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir