Publicidad

El Mini Countryman cumple 60 años: así era 'Woodie', el ancestro de madera del actual crossover de MINI

El Mini Countryman cumple 60 años: así era 'Woodie', el ancestro de madera del actual crossover de MINI
2 comentarios

Sólo había pasado un año desde que el mítico Mini clásico llegara al mercado cuando el pequeño británico estrenó su primera variante familiar, con apellido Countryman y caracterizado por un armazón trasero en madera. Ahora, aquel modelo celebra su 60º aniversario y toca rendirle homenaje. Así era el padre del actual MINI Countryman.

El Mini original está considerado como un icono de la década de los 60 y sigue siendo objeto de deseo para amantes de las cuatro ruedas y coleccionistas. De hecho, su legado es tan amplio que el MINI actual no se olvida de sus orígenes, sirva de ejemplo MINI 60 Years Edition lanzado el año pasado para conmemorar los 60 años del urbano británico.

Mini Countryman clásico 60º Aniversario

De hecho, todas las variantes y denominaciones del MINI resucitado bajo el paraguas de BMW, cuya denominación se escribe en mayúsculas para diferenciarse del clásico, se derivan de las originales del modelo británico, lo que incluye sus opciones de mayor tamaño, Countryman y Clubman, que hoy también son las opciones familiares. Pero empecemos por el principio.

Madera por maquillaje

Mini Countryman clásico 60º Aniversario

Asentadas las bases del Mini para British Motor Company (BMC) bajo la batuta de Sir Alec Issigonis, en 1960, su variante familiar, más práctica pero manteniendo la esencia del urbano, comenzó a comercializarse bajo las marcas Austin Seven y Morris Mini Minor. Así, aquel año, cuando The Beatles aún eran The Quarry Men, el primer Mini Countryman de la historia saludaba al mundo.

Idénticos en estructura eran el Austin Seven Countryman y el Morris Mini Traveller que, siguiendo la estela de los automóviles familiares que mantuvieron los bastidores de madera pese a la llegada de los chasis de acero, hacían gala de una carrocería cuya estructura trasera iba adornada en madera. Así, se ganaron el sobrenombre de 'Woody', que deriva del término wood (madera en inglés).

Mini Countryman clásico 60º Aniversario

En el caso del Mini este añadido era meramente decorativo e iba sobre la carrocería de chapa de acero autoportante, la cual no necesitaba refuerzo adicional alguno. En definitiva, esta característica del Mini Countryman clásico era estética y no funcional, siendo su único objetivo el de complacer los tradicionales gustos del imaginario colectivo británico que asociaba los coches familiares a dicho material.

Es más, el Mini Countryman clásico no llevaba los apliques de madera en otros mercados en los que se exportó y, para aquellos compradores de Reino Unido que no gustasen de esta tradicional estética, se comercializaba sin adornos por 19 libras menos.

Mini Countryman clásico 60º Aniversario

Actualmente, los Mini Countryman clásicos con el armazón trasero en madera siguen despertando pasiones principalmente entre el público británico y estadounidense. Por ejemplo, uno de los últimos producidos está ahora a la venta en el portal Classic Driver, el cual ha sido completamente restaurado para la ocasión.

Los ingredientes del Mini Countryman clásico

Mini Countryman clásico 60º Aniversario

Más allá de esta curiosidad estética, los Austin Seven Countryman y Morris Mini Traveller mantenían ingredientes del Mini original como la tracción delantera, el motor transversal, las tres puertas o el diseño frontal, pero se distinguían por su parte posterior de mayor longitud, ofreciendo más espacio para las plazas traseras y un maletero de mayor capacidad.

En total, medía 3,29 metros de largo, su batalla era de 2,13 metros y paraba la báscula entre los 660 kilos y los 674 kilos, por lo que no precisaba de un propulsor excesivamente grande. Al lanzarse al mercado, el Seven Countryman y el Mini Traveller equiparon un comedido bloque gasolina de 848 centímetros cúbicos que rendía 34 CV, que fue sustituido en 1967 por uno de 998 cc y 38 CV.

Mini Countryman clásico 60º Aniversario

Nada que ver con el MINI Countryman actual, que mide 4,29 metros y pesa 1.440 kilos, equipando, por tanto, una mecánica de mayor rendimiento que oscila entre los 102 CV y los 306 CV en su variante más prestacional John Cooper Works. Tampoco en estética, claro, pues el que hoy se vende es una variante SUV del urbano.

Mini Clubman Estate (1969) El Mini Clubman Estate tomó el testigo de la variante más práctica del urbano.

Poco después de la llegada de su actualizada versión, en 1969 el último de los Mini Countryman clásicos salió de fábrica, firmando un total de 207.000 unidades producidas en sus nueve años de vida. De las mismas, 108.000 fueron Austin Mini Countryman y las 99.0000, Morris Mini Traveller.

Pero el final de su producción no supuso el adiós de las variantes familiares del Mini británico: su sucesor fue el Mini Clubman Estate, con una línea estética más cuadrada donde ya no estaba presente la madera real. En su lugar, se incluyó un adhesivo que imitaba este material. ¡Felices 60!

En Motorpasión | Probamos el MINI Electric: el MINI de siempre ahora es un coche eléctrico igual de divertido y exclusivo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios