Compartir
Publicidad
Publicidad

Probador de coches, una profesión de alto riesgo

Probador de coches, una profesión de alto riesgo
Guardar
35 Comentarios
Publicidad

Muchas veces he pensado que no me importaría nada ser un piloto probador de una marca de coches, uno de esos afortunados que conducen miles de kilómetros a los mandos de coches que solo saldrán a la luz dentro de unos cuantos años. Lo ideal sería ser un Valentino Balboni y pasarte el día probando Lamborghini por todo el mundo, pero la realidad de los probadores de coches puede ser muy distinta.

Un ejempo lo tenemos en el último accidente de un piloto probador que hemos conocido. Se trata de un piloto alemán de Mercedes, que conducía el Clase M que saldrá en el año 2012 debidamente camuflado por la autopista A81 de Alemania.

Desafortunadamente se encontró con un coche que había tenido un pequeño accidente y no pudo esquivarlo, colisionando con él y con el conductor del coche que en ese momento se bajaba del mismo. El piloto probador sufrió lesiones, pero la peor parte de la historia se la llevó el conductor del otro coche que murió en la colisión.

Pero no es la primera vez que escuchamos noticias trágicas como esta. Hace poco, una unidad del Porsche 911 sufría un accidente posiblemente en esta misma autopista y su conductor, un probador de Porsche fallecía.

En nuestro país también ha habido casos semejantes, y no olvidemos que España es uno de los puntos obligados de paso para los prototipos de muchas marcas. ¿Porqué? Pues por un lado porque en España está Idiada, la pista de Applus dónde se prueban muchos coches antes de salir al mercado.

Por otro lado, está Sierra Nevada. Allí los coches pueden ser sometidos a cambios de altitud con relativa facilidad. Así en menos de una hora puedes pasar de estar al nivel del mar en Motril a rodar a miles de metros de altitud subiendo hacia la famosa estación de esquí.

Recorrer miles de kilómetros al año, con el objetivo de ayudar a que los coches que los conductores comprarán en unos años sean más seguros y estén ajustados a la perfección. Una profesión de riesgo que también puede suponer riesgo para el resto de conductores.

Vía | World Car Fans

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos