Mercedes-Benz podría dejar de vender motores V8 en Estados Unidos por falta de suministros

Mercedes-Benz podría dejar de vender motores V8 en Estados Unidos por falta de suministros
2 comentarios

La industria del automóvil se está viendo afectada por una crisis de la cadena de suministros. Algunos fabricantes han tenido que interrumpir temporalmente la fabricación de algunos modelos, como es el caso de SEAT, o del grupo Stellantis en la plantas de Zaragoza y Vigo, en España. Una nueva víctima es Mercedes-Benz que podría haber decidido abandonar la comercialización de modelos V8 en Estados Unidos para 2022.

Según, un documento interno enviado a los concesionarios de la marca y al que ha tenido acceso Jalopnik. El documento afirma que las ventas de casi todos los modelos V8 de 2022 estarían suspendidas debido, entre otras cosas, a problemas en la cadena de suministro.

Según la captura de pantalla publicada de la lista completa de coches que salen del catálogo, la suspensión de ventas afecta a casi todos los Mercedes-Benz con motor V8, incluidos los modelos AMG.

Están las versiones coupé y cabriolet del C63 S, todas las versiones del SUV GLC 63, la berlina y el familiar E 63 S, los AMG GT 63 y 63 S de cuatro puertas, el GLE 580 y el GLS 580 (conocidos como GLE 500 y GLS 500, en Europa), el GLS 63, el GLS 63 S, el Maybach GLS 600, así como todos los Clase G con motor V8, sean o no AMG.

AMG V8

En este último caso, en Estados Unidos implica que el Clase G deja de venderse por completo en Estados Unidos. Este último caso no deja de ser llamativo, pues el modelo goza de una excelente acogida. Además, no es el único mercado donde el Clase G deja de venderse, víctima de su éxito.

En Australia también, el Clase G 63 ha dejado de venderse desde julio hasta nueva orden, pues la lista espera por uno superaba ya los 12 meses. Recordemos que el Clase G se fabrica en la factoría Magna de Graz, Austria, y tiene una capacidad de producción limitada.

A priori, Mercedes-Benz conservaría unos pocos modelo con V8 en Estados Unidos, principalmente modelos de nicho y halo, como los AMG GT Coupé y Roadster, el S 580 Maybach y el GLS AMG 63.

Una cuestión de prioridades

V8 AMG

“Mercedes-Benz ha priorizado su enfoque para cumplir con varios requisitos globales, externos e internos, así como varios otros factores, incluyendo pero no limitado a, los desafíos en la cadena de suministro que tienen un impacto en la cartera de productos ofrecidos en el mercado estadounidense”, explican en el documento filtrado.

Y añaden: "Mercedes-Benz está explorando todas las oportunidades para resolver los desafíos en cuestión tan pronto como sea posible," añadiendo "estará trabajando estrechamente con nuestros concesionarios y clientes para ayudar a aliviar cualquier inconveniente resultante de los retrasos."

Mercedes-AMG E63 S

En cualquier caso, “esta acción se aplica a los modelos MY22 [Model Year 2022] GLE580, GLS580, GLS600 Maybach y AMG V8 previamente encargados..." Es decir, algunos clientes verán sus pedidos cancelados y se les propondrá un modelo alternativo, si lo desean, como un AMG E 53 en el caso de haber pedido un AMG E 63, por ejemplo.

Lo curioso es que Mercedes-Benz vía AMG es el proveedor de motores V8 para Aston Martin, desde el Vantage hasta el nuevo DBX. Y al parecer, AMG cumplirá con los pedidos de Aston Martin, pero deciden no vender motores V8 en el primer mercado para este tipo de motores, llegando incluso a eliminar el Clase G de la gama. De nuevo, Estados Unidos es el primer mercado del Clase G.

Por lo visto, ante la falta de suministros -esencialmente microchips- Mercedes-Benz ha preferido reservarlos para cumplir con Aston Martin y el lanzamiento del nuevo roadster SL, así como para sus modelos híbridos enchufables y eléctricos en Europa, donde se la juega mucho más.

Creemos que han preferido perder un año de ventas de modelos halo en Estados Unidos antes que tener que ralentizar la producción de híbridos enchufables en Europa y enfrentarse a una multa de la Unión Europea a corto plazo por no alcanzar los objetivos de emisiones.

En Motorpasión | Probamos el Mercedes-AMG GT 63 S de cuatro puertas: 639 CV y 200.000 euros de contundencia y lujo | Probamos el Mercedes-AMG G63 Edition 1: un icono del todoterreno muy bestia con 585 CV pero mucho más refinado que antes

Temas
Inicio