Publicidad

Mercedes-Benz GLA 250 e y CLA 250 e: la familia de compactos con la estrella ya es híbrida enchufable al completo

Mercedes-Benz GLA 250 e y CLA 250 e: la familia de compactos con la estrella ya es híbrida enchufable al completo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Mercedes-Benz continúa con la electrificación de su exitosa gama de compactos. Tras la llegada de la versión híbrida enchufable del Clase A -junto al Clase B- el pasado verano, ahora le ha llegado el turno al resto de miembros de la familia, recientemente renovada: la variante SUV, el Mercedes-Benz GLA, y el coupé de cuatro puertas, Mercedes-Benz CLA.

Al igual que el resto de coches bajo la etiqueta EQ Power, ambos modelos añaden a su apellido la letra 'e' a modo diferenciador del resto de la gama, ¿pero qué esconden bajo la fachada?

Los nuevos modelos de la familia de compactos de Mercedes-Benz combinan un motor de gasolina 1.3 montado transversalmente y capaz de conceder hasta 160 CV y 250 Nm con otro eléctrico síncrono, integrado en la transmisión de doble embrague 8G-DCT y capaz de desarrollar 75 kW (102 CV) de potencia y 300 Nm de par motor.

En consonancia, el tren de propulsión de los compactos con la estrella ofrece 218 CV y 450 Nm, y les permite alcanzar una velocidad que en todos los casos supera holgadamente los 200 km/h, pero varía ligeramente dependiendo del modelo pues influyen múltiples factores como el peso o la aerodonámica de cada vehículo.

Mercedes Benz Gla Phev

Así, el Mercedes-Benz CLA 250 e Coupé puede alcanzar hasta 240 km/h, mientras que la variante con carrocería familiar o Shooting Brake logra una velocidad punta de 235 km/h, y el Mercedes-Benz GLA 250 e puede elevar el velocímetro hasta los 220 km/h. Asimismo, la aceleración en el 0-100 km/ dista ligeramente, siendo de 6,8 segundos, 6,9 segundos y 7,1 segundos, respectivamente.

También varían los consumos de combustible, si bien en todos ellos la unidad eléctrica permite atar en corto tanto el gasto de carburante como las emisiones de CO₂. Los Mercedes-Benz CLA 250 e Coupé y CLA Shooting Brake homologan en NEDC 1,5 y 1,6 l/100 km, mientras que el todocamino compacto registra un consumo de 1,8 litros por cada 100 km. Las emisiones de CO₂ en ciclo combinado son 35 g/km, 37 g/km y 42g/km, respectivamente.

Hasta 79 km de autonomía eléctrica

Mercedes Benz Clase A Sedan Phev

El motor eléctrico de los tres modelos se alimenta de una batería de iones de litio con una capacidad total de 15,6 kWh, aunque la autonomía eléctrica máxima que concede a cada uno de ellos también varía ligeramente: 79 km en el Mercedes-Benz CLA 250 e Coupé, 76 km de rango en el CLA 250 e Shooting Brake y 71 km en el GLA 250 e.

La batería, que pesa 150 km, puede recargarse en un wallbox a 7,4 kW de potencia y corriente alterna en 1 hora y 45 minutos del 10% al 100%, mientras que utilizando una toma de corriente continua (CC) a 24 kW se puede cargar del 10% al 80% en unos 25 minutos.

Mercedes Benz Cla Familiar Phev Mercedes-Benz CLA 250 e Shooting Brake.

A fin de dosificar al máximo la autonomía eléctrica, la tecnología híbrida enchufable de tercera generación de Mercedes-Benz tiene en cuenta factores como los datos de navegación, los límites de velocidad y la ruta para priorizar el modo eléctrico de conducción en los tramos de ruta más sensibles en cada caso.

Por otra parte, gracias al sistema de infoentretenimiento MBUX de la marca alemana, los modelos EQ Power cuentan con los nuevos programas de conducción 'Eléctric' y 'Battery Level', además de los ya conocidos 'Confort', 'ECO' y 'Sport'.

El más enfocado a la conducción libre de emisiones es el primero toda vez que solo entra a funcionar el motor térmico si el conductor activa la función kickdown pisando a fondo sobre el acelerador. Además, en este modo existen cinco niveles de recuperación de energía que también se puede seleccionar a través de las levas del volante.

Los Mercedes-Benz CLA 250 e Coupé, CLA 250 e Shooting Brake y GLA 250 e estarán disponibles para pedidos en primavera, a un precio por el momento desconocido.

En Motorpasión | Probamos el Mercedes-Benz GLC 200 4matic, un coche SUV mild-hybrid que convence por confort pero desmerece la etiqueta ECO | Probamos el Mercedes-Benz EQC 400, un imponente SUV que convence por confort pero no por su consumo como coche eléctrico

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios